Onur Genç, consejero delegado de BBVA.

Los países emergentes, como México, Turquía o los de América del Sur, ya suponen el 90% del beneficio total de BBVA. En concreto, durante el semestre aportaron 1.079 millones frente a los 180 millones de España, el resto de Eurasia y Estados Unidos.

Pero precisamente los mercados que más aportan, han sido los que más han mermado las comisiones netas del grupo. Y esta, es la segunda fuente de ingresos del banco. De enero a junio, BBVA ingresó por comisiones 2.301 millones de euros, un 6,8% menos que el año pasado. Solo en los emergentes, se ha ingresado 270 millones menos.

El consejero delegado de la entidad, Onur Genç, explicaba este jueves durante la presentación de resultados, que la caída se debe “a la menor actividad económica en medios de pago” como consecuencia de la pandemia. Algo que se ha notado especialmente en estas zonas, donde el confinamiento ha impulsado el canal digital frente al presencial. Y aquí, la mayoría de operaciones no llevan comisión.

TURQUÍA Y MÉXICO

La caída ha sido más pronunciada en Turquía, donde las comisiones registraron una disminución del 26,7%, hasta los 264 millones. El país otomano ha dejado de ingresar 96 millones. Pero en este caso, a la menor actividad de producto por el covid-19, se han sumado los cambios en la regulación aplicable a las comisiones cobradas, que tienen efecto desde el mes de marzo.

En México, el resultado ha estado vinculado principalmente a la carencia en diversos productos de crédito. Así, han caído las operaciones con tarjetas de crédito a raíz del confinamiento, se ha establecido un plan de pagos fijos para disminuir los cargos mensuales de tarjetas o se ha suspendido el cobro de comisiones en Terminales de Puntos de Venta (TPVs) para apoyar a los comercios de menor facturación. Pero también se han ingresado menos comisiones por el aumento en la transaccionalidad a través de canales digitales, los cuales no generan comisiones para los clientes particulares. Con todo, las comisiones se redujeron un 17,5%, hasta los 513 millones.

“La situación ha empeorado respecto al primer trimestre” reconocía el CEO. Pero todos los países del mundo “están encontrando como convivir con la pandemia”. BBVA es el banco más grande de México y tiene una cartera de tarjeta de crédito “importante”. En abril, el gasto minorista con tarjeta fue del 68% frente al 100% del año anterior. Pero en junio y julio, la cifra ya alcanzaba el 98%, por lo que entiende que se volverá pronto a los niveles normales.

FUERTE CAÍDA EN SUDAMÉRICA

En la misma línea, BBVA ha dejado de percibir en América del Sur 66 millones por comisiones o lo que es lo mismo, estas han caído un 22,3%. La entidad explica que en algunos países, como Perú, se redujeron por la menor actividad, así como por la eliminación de ciertas comisiones como medida de apoyo a los clientes.

La situación aquí contrasta con la de los países más desarrollados. Durante los seis primeros meses del año, EEUU, España y el resto de países de Eurasia han aportado 92 millones más al grupo en comisiones, frente al mismo periodo de 2019.

España es donde más ha subido (7,4%). En total contabilizan 908 millones que provienen de la gestión de activos, además de las generadas por las operaciones de banca corporativa. Sin embargo, el récord en comisiones se lo han llevado el resto de países de Eurasia, donde han subido casi un 20%, hasta los 83 millones. En EEUU el incremento ha sido más moderado (2,6%) respecto al mismo período del año, hasta los 336 millones, gracias fundamentalmente a las comisiones generadas por la unidad de Global Markets.

Pero en conjunto, el balance es negativo para que banco que preside Carlos Torres, pues mientras en EEUU, España y Eurasia suben 92 millones las comisiones. En los emergentes pierden 270 millones respecto al mismo semestre del año anterior. Y aquí la pandemia llegó más tarde y se prevé que se alargue más.

Comentarios de Facebook