cacao

Nos encanta comer chocolate de cacao a todas horas, por la mañana, a media mañana, etc…, lo dicho, a todas horas; hasta nos lo pondremos en los labios para protegernos del sol. Yo estoy escribiendo este post, comiéndome unos bombones que me han regalado. Amamos con locura el cacao y los Conguitos. Pero, ¿el cacao nos ama a nosotros?

Mientras que quizá puedas desear pasar de la rica taza de chocolate, obligándote a mirar y a indagar sobre la grasa saturada y el azúcar que contiene, otros que amamos el caldito caliente y espeso, nos lo tomamos tan alegremente. Investigadores de Harvard y Brigham and Women’s Hospital están empezando un ensayo masivo, de cuatro años y 18.000 personas, para obtener algunas de las verdades detrás de los beneficios potenciales del cacao para la salud.

Estudios observacionales anteriores y estudios clínicos más pequeños han insinuado que los compuestos del cacao llamados flavanoles llevan beneficios para la salud, protegiendo contra todo, desde enfermedades cardiacas a accidentes cerebrovasculares, hasta la demencia, por lo que los investigadores quieren saber más.

“Los flavanoles del cacao parecen ser muy prometedores para reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular y pérdida de memoria, declive cognitivo”, afirmó JoAnn Manson, investigador principal del estudio, Michael y Lee Bell, profesor de Salud de la Mujer en Harvard Medical School, y jefe De la División de Medicina Preventiva del Brigham and Women’s Hospital (BWH). “Pero la evidencia hasta la fecha no ha sido concluyente. La mayoría de los ensayos aleatorios previamente realizados han sido de menor tamaño, lo que sugiere que puede haber efectos favorables sobre los factores de riesgo de la enfermedad cardiovascular, incluyendo la disminución de la presión sanguínea, la mejora del flujo sanguíneo y la dilatación de los vasos sanguíneos, la disminución de la inflamación y quizás la sensibilidad a la insulina y la capacidad para metabolizar la glucosa “.

La mala noticia para los chocoadictos, sin embargo, es que, aunque el cacao es un ingrediente clave, las variaciones en los métodos de procesamiento hacen del chocolate una fuente poco fiable de flavanoles, dijo Manson. El chocolate también contiene mucha grasa, azúcar y calorías que, sin embargo, hacen improbable que surjan prescripciones médicas para comer más chocolate, aunque si que existen cápsulas o bebidas con alto contenido de flavanoles de cacao, dijo Manson.

“Los resultados del ensayo COSMOS no conducirían a una recomendación clínica de comer más chocolate, aunque podría proporcionar más incentivos para que la gente disfrute del chocolate como un regalo”, dijo Manson.

La investigación, llamada COSMOS, para el COcoa Supplement and Multivitamin Outcome Study, también está investigando los beneficios potenciales contra el cáncer tomando un multivitamínico diario. El trabajo sigue un estudio anterior de la misma división de investigación en BWH que demostró un descenso del 8 por ciento en los casos de cáncer durante 11 años entre los hombres mayores de 50 el tomar un multivitamínico diario. COSMOS tratará de reproducir los resultados anteriores y ver si el beneficio se extiende a las mujeres, de acuerdo con Howard Sesso, investigador principal, profesor asociado de medicina en la Escuela de Medicina de Harvard, y director de nutrición investigación en la División de Medicina Preventiva En el Brigham.

En lugar de aislar los efectos de las vitaminas individuales en megadosis, el brazo multivitamínico del ensayo está destinado a investigar el efecto combinado de dosis más bajas de vitaminas y minerales esenciales, dijo Sesso.

Debido a que COSMOS está evaluando condiciones de salud que aumentan con la edad, como enfermedades del corazón, presión arterial alta, demencia y cáncer, el ensayo se limita a hombres mayores de 60 años y mujeres mayores de 65 años que no tienen antecedentes de enfermedad cardiovascular y no han sido diagnosticados con Cáncer en los últimos dos años. Cada participante toma tres píldoras al día, pero no sabe que contienen flavanoles de cacao, multivitaminas, combinaciones o placebos. Esto permite que los investigadores prueben cuatro grupos diferentes: uno que toma un multivitamínico diario, uno que toma el polvo de cacao, uno que toma ambos, y el último que consigue solamente placebos. Muchos de los voluntarios del estudio aceptan dar muestras de sangre, y algunos se someten a exámenes físicos y cognitivos periódicos.

Se cree que los flavanoles de cacao, según Manson, promueven la producción de óxido nítrico en los vasos sanguíneos, que dilata y relaja las arterias, reduciendo la presión sanguínea y manteniendo la sangre fluyendo para satisfacer las necesidades del cuerpo. Los flavanoles también pueden tener propiedades antiinflamatorias que mejoran el metabolismo de la glucosa y reducen la resistencia a la insulina. Parte del propósito del juicio, dijo, es arrojar luz sobre esos procesos.

Aunque el ensayo sigue inscribiendo a los participantes y por lo tanto está a años de su conclusión, su diseño de gran tamaño y doble ciego debería permitirle abordar una gama de preguntas científicas, dijo Manson y Sesso. Es probable que el estudio lleve eventualmente a otras que exploren aún más los mecanismos y vías relevantes.

Una dificultad en hacer recomendaciones dietéticas, dijo Sesso, es que los productos de consumo varían ampliamente. Incluso aquellos que reclaman un alto contenido de cacao, como barras de chocolate negro, pueden variar ampliamente en la cantidad de flavanoles que contienen debido a las diferencias en el procesamiento y el contenido de granos de cacao.

“Esto realmente se convierte un poco en una fuente de confusión para los consumidores también, porque cuando usted oye hablar de los beneficios potenciales para la salud de los productos de cacao o cacao flavanoles o chocolate con porcentaje alto de cacao o chocolate negro, es muy difícil aislar lo que es responsable de esos potenciales beneficios”, dijo Sesso. “Cuando consideramos los productos del cacao, queremos pensar en el grano de cacao y concentrarnos en sus componentes más bioactivos y probarlos en un ensayo a gran escala como COSMOS para proporcionar la evidencia más definitiva de sus efectos en la salud“.