Bruguera (Colonial)
Pere Viñolas, CEO de Colonial.

El CEO de Colonial, Pere Viñolas, explica que “afortunadamente” no entraron en el mercado de los centros comerciales. Además, la socimi desconfía del e-commerce, a tenor de las últimas noticias que informan de las intenciones de desinvertir en los activos logísticos. ¿Su objetivo? Añadir valor a los 83 inmuebles de oficinas que Colonial posee y que están repartidos en Barcelona, Madrid y París.

“Colonial hizo en su día la elección: quería estar en una ‘asset class’ (clase de activos) de oficinas. También podríamos estar en centros comerciales y afortunadamente no tomamos esa elección. Y no estamos en el residencial, también diría que voluntariamente”, afirmó este miércoles el propio Viñolas en un desayuno informativo organizado por el esade (Escuela Superior de Administración y Dirección de Empresas).

De las palabras del CEO de Colonial desprende el alivio que siente la socimi por no estar en un mercado, el de los centros comerciales, sujeto a mayores cambios de rentas y una supuesta inestabilidad por la aparición del comercio electrónico. Un e-commerce del que también desconfía, porque la socimi busca comprador para salir de la logística por 400 millones de euros, según publica ‘Cinco Días’.

Colonial y Axiare amenazan al sector inmobiliario

La fusión entre Colonial y Axiare amenaza al sector inmobiliario

Cuidado, un nuevo gigante anda suelto en el mercado inmobiliario. Colonial y Axiare han culminado su fusión y amenazan la mano de hierro con...

Por su parte, Viñolas se mostró reacio a confirmar esta información en el ya mencionado encuentro en el Esade, pero sí hizo referencia a la misma. “Hemos abierto un periodo de reflexión estratégica en cuanto a los activos logísticos, pero no podemos concretar nada. Estamos en una fase donde analizamos todas las alternativas y no puedo ser más concreto”, afirmó el CEO de la compañía.

De todos modos, el ‘rechazo’ de Colonial al comercio es algo que no sólo se puede comprobar tras el “afortunadamente” esgrimido por Viñolas este miércoles. Hay actos de la socimi que demuestran su nulo interés en el ‘retail’. El más significativo se produjo hace justo un año, en marzo del 2018, cuando Colonial se deshizo del el centro comercial ‘Planetocio’ de Villalba, adquirido tras absorber a la ya extinguida Axiare. La transacción se hizo con el fondo AEW por unos 20 millones de euros y significó una declaración de intenciones: nada de centros comerciales en la cartera de activos. 

UNA DESINVERSIÓN QUE REDUCE EL ENDEUDAMIENTO

De todos modos, tras la fusión de Colonial y Axiare, la primera tuvo que realizar una serie de desinversiones que no sólo afectaron al ‘retail’. En octubre del 2018, la socimi anunció la venta de siete edificios de oficinas y uno en construcción por un valor de 441 millones de euros. En este caso, el desprenderse de estos activos respondía a una mala localización de los inmuebles, según criterios propios de Colonial.

Ninguno de los siete inmuebles estaba en una zona ‘prime‘ de Madrid. En este sentido, Colonial lo tiene muy claro y busca que todos sus activos estén en zonas céntricas de la capital, de la Ciudad Condal o de París, que es donde se reparten sus edificios de oficinas. Aunque, en Madrid, existe una una excepción, el mayor campus de oficinas dentro del anillo de la M-30 ubicado en Méndez Álvaro y que cuenta con 90.000 metros cuadrados.

Además de no resultar edificios estratégicos para Colonial, la venta de estos activos supuso también una gran inyección de capital a finales del pasado curso para disminuir el ratio de endeudamiento. “Queremos que ese porcentaje se mueva entre el 30% y el 35%”, afirmó Viñolas este miércoles en el Esade.

DESCONCIERTO CON LOS ESPACIOS FLEXIBLES

Con respecto al coworking y los espacios flexibles, Viñolas se mostró algo escéptico al asegurar que se trata de “ciclos”. A pesar de no estar del todo confiado en el negocio, el CEO de Colonial hizo alusión a su filial en este sector, Utopicus de la que tienen cerca del 80% de la participación. Gracias a esta ‘start up’ madrileña, Colonial ha abierto su último coworking en plena Gran Vía, a pocos metros de la plaza de Callao.