Cofares

Desde hace meses la actualidad sanitaria española, y más en concreto, la relacionada con el ámbito farmacéutico, guarda una estrecha relación con el covid-19 y los avances que se realizan en este ámbito. Pero hay vida más allá de la pandemia, y las principales firmas del mercado mantienen su particular carrera para mejorar los productos y, sobre todo, la vida de los clientes.

En este contexto, Cofares lleva varios trimestres sin bajar el ritmo y los resultados empiezan a tomar forma. El empeño por acelerar la investigación, todo ello con los controles de calidad más exigentes del mercado, ha tenido como detonante que Farline, marca propia de la compañía de venta únicamente en farmacias, haya revalidado su posición de liderazgo con la llegada del otoño.

En concreto, a nivel de ventas del mercado de marcas propias de distribución farmacéutica, Farline se asienta con una cuota de mercado del 38,5%. De este modo, mantiene la posición de liderato con la que ya cerró el pasado 2019, tras un crecimiento del 16% respecto al diciembre del año anterior.  

Estas cifras son resultado de la confianza que cada día depositan los consumidores y socios de Cofares en la marca, caracterizada por proporcionar productos de alta calidad a precios competitivos. Todo ello en un contexto de máxima exigencia donde las principales firmas del sector cada día trabajar más duro por desarrollar una industria con mayor peso dentro del entramado socio-económico español.

FARLINE Y LA DIVERSIDAD

Una de las claves que ha llevado a obtener tan buenos resultados en el mercado a la marca propia de Cofares ha sido la diversidad de productos con los que cuenta la firma. En concreto, bajo las marcas Farline y Aposán, la compañía cuenta con seis líneas de marca propia.

Todas destacan por su capacidad de impactar positivamente sobre quienes la usan, y convertirse en la opción de compra. Principalmente de productos cosméticos, higiene corporal, cuidado facial, capilar, bucodental, protección solar y cuidado del bebé. Aunque también hay que destacar Farline Activity, centrada en productos destinados a mejorar el rendimiento y la recuperación en la actividad física y deportiva; así como FarlineFarma, especializada en medicamentos no sujetos a prescripción médica y productos de higiene nasal.

Otras líneas de producto que también han aumentado el valor de la marca son Farline Óptica, para el cuidado ocular, con un amplio surtido de gafas para la presbicia y de sol; igual que Farline Complementos, línea de complementos alimenticios. Mientras que Aposán se centra en la línea de cuidado, botiquín, prevención y diagnóstico.

LA IMPORTANCIA DEL ACCESO

Una de las motivaciones de Cofares es que el acceso a ciertos productos entre dentro de una universalización para todas las personas. Así lo describe el director general del grupo, José Luis Sanz, al indicar que “la marca propia representa una gran oportunidad para la farmacia” y estima que, junto al consejo farmacéutico, “facilita el acceso de la población a todo tipo de productos orientados al cuidado de salud y el bienestar”. Destaca de Farline su gama dermocosmética, por ser, ha dicho, “especialmente valorada por los clientes”.

El objetivo de la compañía con Farline no es otro, concluye, que el de “proporcionar a los farmacéuticos productos de alta calidad dentro de las categorías más demandadas, permitiendo ofrecer alternativas con mayor rentabilidad y beneficio”.