Cofares

La transformación digital es imparable en las farmacias. Bajo este prisma, el presidente de Cofares, Eduardo Pastor, ha alentado a los farmacéuticos a adaptarse a las nuevas tecnologías, una tarea en la que no están solos y asegura que “Cofares está a vuestro lado y aportará el soporte digital para acercaros aún más a los pacientes”.

En el marco de la décima conferencia Inspiring Cofares, celebrada en Mérida con motivo del 75 aniversario de la Cooperativa, Pastor ha recordado que “la tecnología está cambiando la sanidad”, y un ejemplo de ello es que “el paciente elige dónde, cómo y cuándo quiere ser atendido”.

ISDIN

ISDIN encabeza el mercado de la fotoprotección de venta en farmacia

Laboratorios ISDIN cierra la temporada de verano estableciéndose como líder en el mercado de la fotoprotección de venta en farmacia. La marca...

El reto para las oficinas de farmacia se conjuga en presente porque han de buscar nuevos huecos que les permitan crecer más allá de la dispensación tradicional de medicamentos. El sector cuenta con una baza a favor: la potente red de oficinas a pie de calle, un canal del que carecen los gigantes de Internet.

Pastor ha insistido en la necesidad de basar las decisiones de la Cooperativa “en datos, y no intuiciones”, una aproximación que permitirá a Cofares personalizar el trato hacia sus socios, al ofrecerles un abanico de “servicios nuevos pensados en función de las características sociodemográficas y hábitos de su entorno”.

A poco más de un mes de que acabe el año, avanzó que los resultados de Cofares en 2019 serán los mejores de su historia como Cooperativa.

EL FARMACÉUTICO NO DESAPARECERÁ

La sesión celebrada en Mérida contó con la conferencia de Andreu Veà, doctor en telecomunicaciones y pionero en Internet, que desgranó una buena noticia: “La probabilidad que desaparezca un farmacéutico es sólo de un 1,2%, siempre que se transforme”.

“En el futuro las farmacias serán centros de gestión de salud: consultores de salud en lugar de máquinas de distribución de medicamentos”, reflexionó. Ante el afianzamiento de la compra online, señaló que “se trata de un canal más de ventas” que, lejos de lo que pueda parecer, brinda buenas posibilidades de crecimiento. Según un estudio “de las 47.000 farmacias en Internet solo 340 son reales”.

Veà apuesta por un mundo sanitario donde ganará un protagonismo claro “la personalización de terapias y la impresión de medicamentos bajo demanda”. En esta línea, animó a los farmacéuticos a incorporar nuevas herramientas digitales pues “permiten reducir costes, aumentar la calidad y el alcance”.

En su opinión, “las oficinas de farmacia deben cambiar el enfoque de la distribución por otro que incluya herramientas para ayudar a las personas a mantenerse sanos y aprovechar al máximo su medicamento”.

Toda esta lista de deberes comienza, según el experto, por tomar la iniciativa y liderar el cambio a nivel local. “Las farmacias deben probar gadgets a su alcance -como apps de salud- y probar la acogida entre los pacientes”.

La exposición de Veà estuvo cargada de anécdotas acerca de los orígenes de Internet, así como la destrucción de mitos sobre su creación. Doug Engelbart en 1968 inventó el primer ratón de ordenador que entonces tenía manivela y puso un monitor en los ordenadores. Veà insistió en la necesidad de rescatar su nombre en la historia pues gracias a él se realizaron “las primeras videoconferencias con un ordenador personal”, un invento del que otros, como Steve Jobs, se han beneficiado. 

“El inventor del email es un auténtico desconocido”. Se trata de Ray Tomlinson (1971) y Veà tiene una de las pocas instantáneas que se ha dejado tomar en su vida. “Jamás ha concedido una entrevista como creador del correo electrónico”.