coche nuevo, coche de km 0, coche de cortesía, coche seminuevo

La vida de un coche puede durar una media de diez años. Esto depende de varios factores: kilómetros, el uso que se haya dado… Cuando llega la hora de cambiar un vehículo por otro, surgen algunas dudas antes de tomar una decisión final. En la actualidad, existen una gran variedad de vehículos que tienen unas determinadas características que hay que manejar.

Comprar un vehículo en el concesionario tiene sus ventajas. El coche sale totalmente nuevo y se puede adquirir con el equipamiento que se desee. El coche de segunda mano no posee estas características, pero goza también de ventajas que hay que destacar en un momento determinado. Te vamos a contar cuáles son las diferentes alternativas que se presentan en el mercado y cuál es la mejor

Coche nuevo: una buena elección

coche nuevo, coche de km 0, coche de cortesía, coche seminuevo

Llega la hora de adquirir un vehículo nuevo y se presentan muchas preguntas o dudas antes de comprarlo: ¿Un coche nuevo o uno de segunda mano? ¿Uno de ocasión? ¿Vale la pena comprar un vehículo de kilómetro 0? ¿Hay garantías en determinados coches?.

El coche nuevo es el ideal cuando se quiere elegir el equipamiento.

El vehículo nuevo es, evidentemente, uno que no se ha usado nunca por nadie y por lo tanto si se compra será estrenado por el consumidor. Si se ve que tiene algún kilómetro en el contador es por la preparación y el transporte que haya podido soportar el vehículo (normalmente deben de ser menos de 100 kilómetros). Se compra siempre en un concesionario y aún no está matriculado. Hay que abonar un determinado coste para que el coche salga con la placa numérica.

Se fabrica una vez el consumidor hace el pedido, con las características que pide. Es el coche que más se puede personalizar. Se elige la tapicería, el equipamiento… La principal desventaja es que estos coches suelen tardar más que los demás. Deben de fabricar el coche con la pintura elegida, siendo la pintura de color lo que más se atrasa. El coche de color blanco suele estar en stock con más facilidad.

Coche en stock y coche km 0

Son coches totalmente nuevos, pero ya están fabricados. No están matriculados como los nuevos. Se suelen encontrar en campaña en un concesionario. Los vendedores suelen pedir a la fábrica los coches más demandados para que el consumidor no tenga la necesidad de esperar para finalizar la compra.

Muchos concesionarios ofrecen coches con un equipamiento parecido al que se desea, por lo que se puede elegir entre adquirir el coche antes o que tarde más y traiga todo lo que se quiere. Suelen tener descuentos especiales, sobre todo, cuando se trata de un vehículo que está en promoción. Se ahorra dinero y esto es algo importante.

El coche de km 0 es un coche nuevo, pero que ha sido previamente matriculado. Normalmente, los concesionarios hacen estas matriculaciones por diferentes motivos, por ejemplo, los objetivos que suelen pedir muchas de las marcas. El coche no se ha usado, pero al venderlo se hace un cambio en el nombre del propietario. Esto tiene mucha importancia, pues se podrá en ese caso vender en un futuro a una tercera persona. Tiene la misma garantía que un coche nuevo o de stock. Suelen tener descuentos especiales y son considerados coches de ocasión.

Coche de segunda mano, coche de cortesía y coche seminuevo

Un vehículo usado o de segunda mano son vehículos que se han usado previamente. Hay que saber siempre quién ha sido el anterior propietario, pues si ha sido un profesional se podrá desgravar el IVA.

El vehículo de cortesía o de gerencia es del propio concesionario o de la propia marca. Se usan para poder probar la marca y para promocionarlos (en eventos o prestándolos a los clientes del momento). Algunos se lo dejan a los trabajadores para el día a día. Son coches muy nuevos (no superan el año) y tienen una buena equipación. El concesionario ofrece una garantía similar a los vehículos nuevos.

conducir coche reserva

Las consecuencias de conducir tu coche en la reserva

Cuando conducimos un coche, debemos estar atentos a muchos factores. No solo a la carretera, a estar pendientes de la velocidad para...

El coche seminuevo tiene un poco de más antigüedad que los comentados anteriormente. Suelen tener más de dos años o superar los 25.000 kilómetros. Proceden de empresas o flotas de alquiler. Tienen una buena equipación y grandes descuentos.

Como siempre, hay que preguntar quién ha sido el anterior propietario. Si ha sido una empresa de alquiler no es aconsejable, pues el vehículo habrá pasado por demasiadas manos.

El coche de segunda mano ha sido usado por otro consumidor en condiciones normales. Su precio y su kilometraje puede cambiar mucho entre ellos. No suelen dar garantías de la marca.