Coca cola ha introducido todo tipo de bebidas a lo largo de su historia. Desde vinagres hasta batidos de proteínas, pero lo que de verdad le ha hecho crecer este trimestre han sido sus refrescos.

Incluso cuando los consumidores de EE.UU. se quieres alejar de sus edulcorantes artificiales, las ganancias de la compañía en el primer trimestre del año se vieron impulsadas por las ganancias de ‘Diet Coke’ y Coca cola zero. En particular, ‘Diet Coke’ volvió al mercado con un importante rediseño que ha obtenido un crecimiento característico en América del Norte, por primera vez desde el cuarto trimestre de 2010.

“Tuvimos un buen comienzo al comercializar de nuevo en América del Norte el producto ‘Diet Coke’, dijo el presidente ejecutivo, James Quincey. “Ahora reconocemos que todavía estamos en el principio del proceso, por lo que nos sentimos alentados por la respuesta inicial del consumidor. Es importante destacar que me complace ver que el equipo toma medidas audaces parar cambiar la trayectoria de los resultados”, añadió. La vuelta de ‘Diet Coke’ es una hazaña particularmente notable dado que ha estado en declive durante años a medida que los gustos de los clientes de EE.UU. cambiaron. A pesar de que sigue siendo el tercer refresco más grande de los EE.UU., ‘Diet Coke’ vio un descenso del volumen del 4,3% el año pasado, según la publicación de la industria Beverage-Digest.

Pero parece que los estadounidenses no han terminado con refrescos dietéticos después de todo, solo esperando una nueva mirada. Coca Cola lanzó en enero el mayor cambio de imagen de su marca original de cero calorías, lanzando su ‘Diet Coke’ y cuatro nuevos sabores, además las latas son mucho más altas y delgadas, estimulando, así, el rebote estadounidense. La nueva versión de Coca Cola Zero también obtuvo recompensas. A nivel mundial, la marca registró ganancias de dos dígitos. Incluso la versión clásica de Coca Cola ha crecido un 3%.

“Espero que la tendencia continúe”, dijo Quincey sobre la recuperación de ‘Diet Coke’. “Estoy alentando al equipo a continuar aprendiendo y a ser valiente con la próxima ronda de acciones”.

El analista de Morgan Stanley, Dara Mohseniam, afirma que la fuente de crecimiento fue sorprendente. La composición de las ventas orgánicas “fue diferente de lo que esperábamos”, añadió en una nota a los clientes.

Los productos sin marca de Coke, como las aguas y los zumos, también crecieron de forma favorable. Recoger marcas pequeñas de alto crecimiento es parte de la estrategia de Coke para conseguir una mayor diversificación de su cartera y así llegar a un número más alto de clientes. De esta forma crearía un número mayor de ocasiones de consumo.

Jennifer Kaplan para Bloomberg