Las tasas turísticas son unos impuestos que cada país impone para recaudar dinero para el desarrollo y promoción del turismo en cada territorio. En los países europeos, además de los impuestos convencionales, como el IVA en España, también pagas unas tasas turísticas en traslados aéreos o en el hospedaje.

En el caso de la tasa aplicada a las pernoctaciones, cada turista pagará un impuesto por las noches que se quede en ese alojamiento. En algunos países, como Estados Unidos, excluyen de pagar dicha tasa a los residentes allí y solo lo aplican a extranjeros. Pero en otros lugares, como Cataluña, incluso los propios catalantes la deben pagar.

Tasas turísticas de los países europeos

España

Málaga - España: países europeos

Por último España, que es uno de los países europeos que NO aplica tasas turísticas. Aunque hay excepciones dentro del territorio nacional, como fue Baleares y actualmente Cataluña.

Ahora, solo en Cataluña pagarás estos impuestos. El importe mínimo para hoteles, albergues y alquiler de habitaciones es de 65 céntimos para Barcelona y 0,45€ para el resto de Cataluña. En hoteles de 5 estrellas se pagan 2,5€ por noche en toda Cataluña. En Barcelona además pagas 1,1€ para hoteles de 4 estrellas y 90 céntimos para el resto de Cataluña.

Algo similar pasaba en las Baleares desde 2002 a 2003, pero se terminó quitando. Allí se cobraba 1€ por persona y día, llegando a recaudar hasta 84 millones de euros.