tasas turísticas en países europeos

Las tasas turísticas son unos impuestos que cada país impone para recaudar dinero para el desarrollo y promoción del turismo en cada territorio. En los países europeos, además de los impuestos convencionales, como el IVA en España, también pagas unas tasas turísticas en traslados aéreos o en el hospedaje.

En el caso de la tasa aplicada a las pernoctaciones, cada turista pagará un impuesto por las noches que se quede en ese alojamiento. En algunos países, como Estados Unidos, excluyen de pagar dicha tasa a los residentes allí y solo lo aplican a extranjeros. Pero en otros lugares, como Cataluña, incluso los propios catalantes la deben pagar.

Tasas turísticas de los países europeos

Alemania

Berlín - Alemania: países europeos

Alemania es uno de los países europeos que impone este tipo de tasas turísticas para recaudar fondos y así poder destinarlos a atraer a más visitantes. Algo que la economía del país agradece por los ingresos que se reciben.

La tasas por pernoctamiento varía enormemente en el país teutón. Puede ir desde los 25 céntimos de euro hasta los 5 euros por persona y noche. En otros casos, simplemente se aplica un 5% de tasa por la factura del hospedaje.

Tampoco es homogénea por todo el territorio. Por ejemplo, en Berlín, la tasa es siempre del 5% de la factura y se calcula que ha venido recaudando cada año unos 25 millones de los 10 millones de turistas que visitaron la capital alemana desde que se impuso en 2013.