La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha autorizado la venta por parte de la compañía británica BT de su negocio de servicios de telecomunicaciones y tecnología en España, incluida su infraestructura de red doméstica, a fondos gestionados por Portobello Capital.

En concreto, el Consejo de la CNMC autorizó en su reunión del pasado 13 de febrero en primera fase esta operación de venta, que había sido notificada el 27 de enero y cuyo cierre, que estaba pendiente de este visto bueno de las autoridades de competencia, está previsto para el primer semestre de 2020.

La venta del su negocio de servicios de telecomunicaciones y tecnología en España forma parte de la transformación de la unidad Global de BT, centrada en el suministro de servicios de red de última generación, cloud y seguridad a clientes multinacionales.

Tras el cierre de la transacción, BT mantendrá la presencia en España con oficinas en Madrid y Barcelona, además de puntos de acceso para conectarse a su red global y su centro de operaciones de ciberseguridad. Además, seguirá teniendo acceso a la infraestructura doméstica, gracias a un acuerdo mayorista firmado entre ambas empresas, y el negocio español se convertirá en distribuidor de los productos globales de BT.

El negocio español, que estará dirigido por miembros del actual equipo directivo, proporciona servicios de red a unas 600 grandes empresas, incluyendo la mayoría de las compañías del índice Ibex 35, y generó unos ingresos de 270 millones de euros (pro forma) en el ejercicio 2018-2019.

Los activos comprendidos en la transacción incluyen una red troncal de fibra óptica propia y alquilada de 5.600 kilómetros, redes urbanas de fibra óptica en Barcelona y Madrid propiedad de la compañía, y tres centros de datos.

BT fue asesorada en la transacción por Credit Suisse International (fusiones y adquisiciones), Allen & Overy (legal) y EY (financiero), mientras que Portobello Capital fue asesorado en la transacción por Natixis Partners (fusiones y adquisiciones), Jones Day (legal), KPMG (financiero, fiscal y laboral) y Oliver Wyman (comercial).

Comentarios de Facebook