La nube será la tendencia tecnológica del 2020

Las tendencias en tecnología de cara al 2020 estarán marcadas por el edge computing. La adopción de multiclouds híbridas en todos los segmentos de negocio se convertirá en una prioridad para las compañías según el índice de Interconexión Global, publicado por Equinix. Además, el mismo estudio revela un crecimiento anual del 112% del TI y la interconexión privada entre empresas y proveedores de servicios de almacenamiento en la nube.

Generalmente, son las empresas las que determinan en qué plataforma cloud colocan sus aplicaciones y qué proveedor cloud ofrece el mejor servicio para una carga de trabajo específica. Esta libertad de elección hace que para las compañías sea fácil y práctico experimentar con diferentes plataformas de nube para ver cuál ofrece la mejor calidad de servicio (QoS) al mejor precio.

Más del 50% de las nuevas implementaciones de infraestructura empresarial se situarán en el edge en lugar de en los data centers tradicionales corporativos de cara a los próximos tres años, lo que representa un aumento significativo con respecto a la cifra actual que se encuentra por debajo del 10%. Por otra parte, las empresas deberán modernizar sus servicios de TI para poder operar de forma virtual y definido por software, además de apoyarse en nuevos partners de data center que puedan reforzar el despliegue en el edge y priorizar la optimización de costes en cuanto a infraestructuras y aplicaciones.

Las compañías demandan la flexibilidad de mantener el control y ejecutar de forma segura las aplicaciones críticas para el negocio en sus propias instalaciones. De esta forma, las empresas buscan la transigencia que otorgan los entornos híbridos de cloud privada y pública en función de los casos de uso específicos.

GIGAS SEGUIRÁ SU RITMO

Gigas, compañía especializada en servicio de hosting en la nube, empieza a tener los indicadores de cara durante este ejercicio gracias al tamaño de la compañía. Una de las claves para entender los datos en bruto es, como asegura el CEO de Gigas Diego Cabezudo, que el ritmo de crecimiento de clientes es el habitual, algo que impacta de manera decisiva en la marcha de la empresa.

Cabezudo estima que en España “se nota que hay cierta incertidumbre, aunque nada que nos preocupe demasiado”. Por ejemplo, enfatiza que “el Arpu del cloud vps sigue creciendo. Cada vez vamos vas más a proyectos más grandes”. Explica, a nivel concreto dentro de su negocio, que siguen “focalizados en las empresas de tamaño medio, sobre todo en las emisiones críticas”.

Gigas obtuvo en el primer semestre de 2019 un beneficio neto de 155.309 euros, en contraste con los 266.454 euros que perdió en el mismo periodo de 2018. Los ingresos brutos de la compañía correspondientes al primer semestre de 2019 son 5,76 millones de euros, Gigas obtuvo en el primer semestre de 2019 un beneficio neto de 155.309 euros, en contraste con los 266.454 euros que perdió en el mismo periodo de 2018. Así, ha elevado un 25,8% su facturación y triplicado su resultado bruto de explotación (Ebitda) en los seis primeros meses del año.