Cintora
Cintora

Jesús Cintora tomó en mayo de 2013 las riendas de un proyecto moribundo, ‘Las Mañanas de Cuatro’, y en menos de dos años hizo magia: en marzo de 2015, que es cuando Paolo Vasile le echó, el soriano había triplicado el share del programa, había robado el liderazgo del mediodía a Ferreras y había conseguido marcar agenda política a pesar de trabajar en una cadena con escaso peso informativo.

Mediaset, parece ser que molesta porque Cintora desobedeció las directrices de Vasile, lanzó un duro comunicado en el que decían que ellos tenían “el claro objetivo de informar, que no formar, a los espectadores a través de un pluralismo con el que dar voz a absolutamente todas las opiniones políticas y con unos presentadores que traten la información de manera objetiva”.

Ha pasado un lustro y Cintora, hasta ahora, no había cicatrizado su herida. Y es que hace tres meses en una entrevista concedida al Grupo Noticias dejaba caer que peleaba por tener un programa fijo: “Bueno, mientras llega o no llega, yo no me rindo y tampoco paro. Considero esto un maratón, colaboro con programas, escribo libros, soy columnista e intento hacer las cosas con dignidad”.

UN PROGRAMA FIJO PARA CINTORA

Jesús Cintora prepara proyecto diario para TVE. El periodista de Ágreda calló cuando fue decapitado y no rompió el contrato con Vasile; posteriormente aceptó con buena cara algunos encargos sin fuste de Mediaset (‘La línea roja’ o ‘A pie de calle’); y en 2018 dio el salto a Atresmedia para reciclarse como tertuliano de ‘Liarla Pardo’ o ‘La Sexta Noche’ o intentar asaltar el prime-time desde la España vacía con ‘Carretera y manta’.

Cierto es que en estos cinco años al comunicador no se le había visto cómodo. No se le veía relajado tras haber ‘bajado de categoría’, pasó de estrella televisiva a articulista de eldiario.es y escritor de las intrahistorias de la izquierda en ‘Conspiraciones’, que cuenta por qué no dejaron gobernar a Sánchez con Iglesias en 2016, y ‘La Conjura’, que destapa qué mecanismos intentaron evitar el gobierno de Sánchez con Iglesias en 2019.

El libro que promocionó con mayor felicidad fue ‘La hora de la verdad’. Este proyecto salió en pleno boom de ‘Las Mañanas de Cuatro’. En este magazine político advirtió antes que nadie la política que llegaba, Pablo Iglesias, Albert Rivera, Pedro Sánchez y Pablo Casado eran fijos del programa, y el populismo que comenzaba a impregnarlo todo, ahí estaban Miguel Ángel Revilla o Lucía Caram.

RENACIENDO DE SUS CENIZAS

No es la primera vez que Cintora renace de sus cenizas. Y es que en 2011 ya fue despedido de la Cadena SER junto a Rodolfo Irago. Fue entonces cuando el soriano, que parecía haberse convertido una voz a tener en cuenta en la emisora tras haber coordinado la parte informativa para Iñaki Gabilondo o haber dirigido las ediciones del fin de semana de ‘Hora 14’ y ‘Hora 25’.

El nuevo fichaje de la gubernamental TVE tuvo en 2011 que agachar las orejas y no se le cayeron los anillos por intentar compensar con su discurso progresista al rugido de la caverna del ultraconservador TDT party.

ENFADO EN TVE

El nuevo proyecto de Cintora ha enfado a algunos sectores de TVE. El veterano periodista Miguel Ángel Idígoras lo ha dejado claro vía Twitter: “Y mientras nos hundimos, la orquesta sigue tocando. Para algunos”.

RTVE Sin Personal por su parte está molesta porque la nueva tertulia va a estar coproducida por La Coproductora del ex asesor socialista José Miguel Contreras y asegura que estas prácticas conducen “a una minimización estructural y representa un desprecio a los profesionales en la plantilla”.

Este organismo anima a que los profesionales de RTVE vistan los miércoles de naranja para protestar por “la falta de transparencia en la gestión, la falta de personal y recursos técnicos en muchas áreas y la cada vez mas exigua producción propia interna”.