ACS

CPB Contractors, empresa perteneciente a Cimic, filial australiana de ACS, se ha adjudicado un contrato con el Gobierno de Nueva Gales del Sur (Australia) para llevar a cabo una de las fases del proyecto de construcción del Hospital Campbelltown por un importe de 424 millones de dólares australianos (unos 260 millones de euros).

La construcción de este complejo hospitalario se espera que esté finalizada a mediados de 2023, según ha informado la compañía. El proyecto adjudicado a CPB Contractors consiste en la ampliación de los servicios clínicos y de las instalaciones de salud mental y pediátricas.

Ferrovial (y sus socios) quedan fuera del proyecto en el aeropuerto de Denver

El Aeropuerto Internacional de Denver ha rescindido de forma unilateral el contrato que adjudicó hace dos años a un consorcio liderado por...

En concreto, los trabajos incluyen un nuevo edificio de servicios clínicos, unidades de salud mental, servicios médicos y quirúrgicos para niños, una sala de maternidad y parto, una unidad de cuidados intensivos, y servicio de urgencias.

El director ejecutivo de Cimic, Michael Wright, ha destacado la “capacidad sobresaliente” del grupo para la prestación de servicios de salud en Australia.

Por su parte, el director gerente de CPB Contractors, Juan Santamaría, ha resaltado que la empresa aportará su experiencia en otros proyectos hospitalarios “para ofrecer una instalación de primera clase para los habitantes de Campbelltown y sus alrededores”.