La nueva ola de contagios de la pandemia del coronavirus ha provocado que muchos compradores potenciales retrasen su decisión, ya que la economía española se vuelve a tambalear. Pero los expertos advierten de que el precio de la vivienda no registrará caídas bruscas, por lo que aconsejan no dejar escapar las oportunidades que encuentren en este momento.

El actual contexto sanitario con un confinamiento total sobrevolando las mentes hace que los futuros compradores tengan miedo y prefieran esperar un poco más. La idea de no poder realizar todo el trámite hipotecario ágilmente, hacer la mudanza en la fecha elegida o, incluso, no poder recibir los muebles o electrodomésticos nuevos a tiempo, son algunas de las ideas que atormentan a estos compradores.

Los expertos inmobiliarios consultados por MERCA2 coinciden en que los precios de la compraventa cederán entre un 8% y un 10%, pero en ningún caso vislumbran grandes ‘chollos’, por lo que no aconsejan retrasar la compra, ya que podría perder una oportunidad.

En este sentido, creen que esta nueva ola de contagios y de contracción de la economía afectará, sobre todo, al mercado de segunda mano. Quizá algunos propietarios se vean obligados a rebajar su precio de venta, pero no será la tendencia habitual.

Además, hay que tener en cuenta que, como ya informó este medio, las grandes promotoras no contemplan bajadas en el precio de sus nuevos residenciales. Su caja saneada y la falta de excedente les permite mantener sus planes.

¿ES BUEN MOMENTO PARA COMPRAR?

El subdirector general de donpiso, Emiliano Bermúdez, insiste en que la tendencia del mercado apunta hacia unos precios a la baja, pero rechaza caídas agresivas.

Así, si un comprador encuentra un inmueble que encaja con lo que necesita y lo puede pagar, o tiene acceso a la financiación, “desde donpiso aconsejamos que no se espere a una mayor bajada de precios ya que estas no van a ser muy agresivas y no van a justificar el tiempo de espera”.

En este sentido, los expertos insisten en que es un buen momento para comprar porque los precios ya han experimentado una rebaja. Y, en caso de que la crisis sanitaria se alargue más, la caída de precios no será tan significativa como para que merezca la pena esperar.

RETRASOS EN NUEVAS PROMOCIONES

Desde RTV Grupo Inmobiliario señalan que los precios de obra nueva crecieron un 4,2% en el primer semestre de 2020, mientras que en el mercado de segunda mano solo un 1,8%.

“Sí que estamos en un proceso de desaceleración, que la pandemia ha acelerado y que, en el caso de alargarse, podría generar ajustes de precio. Sin embargo, la previsión es que la crisis afecte poco a los precios de obra nueva debido a que la demanda de obra nueva está muy por encima de la oferta disponible, y una parte importante ya está vendida sobre plano”, señalan desde RTV.

Su director gerente, Vicenç Ramón, advierte de que se retrasará el lanzamiento de nuevas promociones como consecuencia del parón económico. “Los incrementos de precios serán mínimos, con una previsible debilidad de la demanda como consecuencia de la incertidumbre de la evolución económica.

Por otro lado, los expertos destacan que la implantación del teletrabajo puede provocar un posible éxodo hacia el extrarradio de las grandes ciudades. Lo que supone un retraso de la decisión de compra ya que, por el mismo presupuesto, los compradores pueden decantarse por zonas con mayor calidad de vida y con un mejor producto, con mayor superficie, terrazas o jardín, luz natural y espacio interior amplio para el teletrabajo.