China
Photographer: Giulia Marchi/Bloomberg

Las empresas chinas han suspendido la compra de productos agrícolas de EEUU, a los que las autoridades del gigante asiático no descartan imponer un nuevo arancel, según ha anunciado el Ministerio de Comercio de China.

Desde el Ministerio chino, se ha calificado la amenaza de EEUU de imponer aranceles adicionales del 10% a 300.000 millones de dólares de productos procedentes de China como una “grave violación” de lo pactado entre los líderes de China y EEUU durante la reciente cumbre del G20.

El Gobierno chino espera que EEUU aplique el consenso alcanzado entre los jefes de Estado de ambos países

De este modo, la Comisión Arancelaria del Consejo de Estado de China mantendrá abierta la posibilidad de imponer un gravamen a los productos agrícolas estadounidenses adquiridos desde el pasado 3 de agosto y las empresas chinas relacionadas han suspendido las compras de productos agrícolas de EEUU.

Las autoridades chinas esperan que EEUU implemente concienzudamente el consenso alcanzado en la reunión entre los jefes de Estado de ambos países, y aplique los compromisos para crear las condiciones necesarias para la cooperación en el área agrícola entre China y EEUU, ha señalado el Ministerio.

La semana pasada, el presidente de EEUU, Donald Trump, anunció que el país norteamericano impondrá un arancel del 10% sobre 300.000 millones de dólares (270.581,8 millones de euros) de importaciones de productos procedentes de China a partir del próximo 1 de septiembre.

“Nuestros representantes acaban de volver de China, donde han tenido conversaciones constructivas sobre un futuro acuerdo comercial. Pensamos que ya habíamos llegado a un acuerdo con China hace tres meses pero, tristemente, China decidió renegociar el acuerdo antes de firmarlo”, aseguró Trump en un tuit.

El farol de Apple o cómo influir en las negociaciones entre China y Trump

El encontronazo entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y China tiene acorralado a Apple en ambos frentes, por ello la...

China aceptó comprar productos agrícolas de Estados Unidos en grandes cantidades, pero eso no ha pasado. Además, mi amigo el presidente Xi afirmó que pararía la venta de fetanilo a Estados Unidos, algo que nunca pasó”, añadió.

Los aranceles del 10% sobre 300.000 millones de dólares de productos importados de China se aplican sobre el porcentaje de exportaciones todavía exento de gravámenes. Los 250.000 millones de dólares (225.484 millones de euros) restantes seguirán estando sujetos a un arancel del 25%, según indicó el presidente de EEUU.