Coco Chanel fue una auténtica revolución en el mundo de la moda. La diseñadora marcó un antes y un después y es por eso por lo que, incluso hoy en día, seguimos las claves de su estilo. Pero, ¿Cuáles son? ¿Qué recomendaciones debemos seguir de Chanel?

Vamos a conocer, a continuación, las claves del estilo de Coco Chanel que seguro que te salvan la vida. No te lo pierdas si quieres ir siempre a la moda con básicos de armario.

Blanco y negro

Los únicos dos colores que la diseñadora tenía como imprescindibles. De hecho, en la actualidad Karl Lagerfeld ha sabido mantener la esencia de Gabrielle en tantos sentidos que incluso en una colección del todo colorida, el blanco y el negro juegan un papel fundamental.

Unos buenos zapatos

Por supuesto que Coco Chanel era fan de la calidad y del saber-hacer y, por tanto, creía en el poder de una buena inversión con tacones. Todos estos son de la colección Crucero 2018 de la firma: mules chinelas, botines, alpargatas y las bailarinas clásicas.

Muchos vestidos

¿Cómo no iba a recomendarlos la señora que los impuso como básico de armario? Concretamente, el LBD (o ‘little black dress’) era la debilidad de Gabrielle. Cansada de ver a mujeres vestidas de mil colores, se propuso “joder a todas esas mujeres” y se plantó en el teatro con uno de sus últimos diseños: un vestido negro por debajo de la rodilla. Se propuso hacer del vestido negro el único vestido básico y lo consiguió. (¡Allá donde estés, gracias Gabrielle!) Y así, un armario cargado de vestidos (sobre todo blancos y negros) multiplica todo tipo de posibilidades.

Ser impecable

Decía Chanel que no hay mujeres feas, sino vagas. Con tener un armario impecable ella se refería a tener prendas elegantes, con personalidad, diferentes pero siempre impolutas y perfectas. Porque “Una mujer debería ser dos cosas: elegante y faburlosa” y con prendas impecables es mucho más fácil.

Sencillez

También esta cualidad es una de las que ha definido a la diseñadora desde que se convirtió en modelo a seguir de toda una industria. Un vestido negro es sencillo, un ‘look’ bicolor entre negro y blanco es sencillo, una camisa blanca es sencilla. Por tanto, toma nota, sencillez y ya está. Ya nos dio un consejo en su momento para conseguir el efecto “sencillo” que buscamos: “Antes de salir de casa, mírate el espejo y quítate algo”. Fan de los ‘looks’ nada recargados, este truco es más útil de lo que piensas.

Ropa ‘well-fitted’

¿Esto que quiere decir? Que la ropa sea de tu talla, básicamente. Que no te sobre, ni que te quede demasiado estrecha porque se nota. Gabrielle adoraba las prendas ajustadas, pero una prenda ajustada queda bien solo cuando es la talla de la modelo que la lleva. Igual de feo es el efecto cuando una prenda es demasiado ancha. Aunque, claro, en ese momento la ropa ‘oversized’ no era tendencia como ahora. Lo cierto es que no somos conscientes pero cuando una prenda es la talla perfecta, el efecto es del todo diferente. ¡Haz la prueba, quizás no sabías tu talla hasta ahora!