El #CES2017 ha comenzado fuerte, con la presentación oficial del Faraday Future FF91, el previsto lanzamiento del Snapdragon 835 de Qualcomm, el chip que moverá los grandes teléfonos de 2017, la nueva gama ThinkPad X1 de Lenovo y las típicas anécdotas y productos simpáticos que casi siempre inundan la mayor feria de electrónica de consumo, que se celebra en Las Vegas. Es difícil que la foto del año no sea la del señor en calzoncillos Spartan, una prenda que supuestamente protege “tus activos más valiosos” de algo tan inocuo como el wifi. Lo que hay que ver.

 

Centrándonos en lo serio, hay que empezar con el FF91, el primer coche en producción de la marca con nombre de pionero de la electricidad que no es Tesla. El nuevo vehículo, construido sobre la idea de Plataforma de Arquitectura Variable (VPA) de la marca, está abierto ya a reservas de 5.000 dólares susceptibles de devolución. Los 300 primeros podrán solicitar en marzo la serie de lanzamiento, la Edición Alianza, que debería salir a la calle en 2018, más o menos en las mismas fechas que el esperado Model 3 de Tesla.

El coche es capaz, presumiblemente, de ponerse en 60 millas por horas (cerca de 100 km/h) en 2,39 segundos, lo que le convertiría de ser cierto en el líder absoluto de la categoría. También se supone que su batería de alta densidad, diseñada junto a LG Chem, le pondrá en una autonomía de 700 kilómetros. Sobre el papel, tiene una capacidad de carga rápida de más de 800 kilómetros por hora.

El vehículo (autónomo), que según la empresa es una nueva categoría de coche conectado por sí mismo, no sólo te reconoce y te da la bienvenida, sino que ofrece una alta variedad de formas de entretenimiento y confort. Como unos asientos extra-reclinables que no parecen mala idea si el coche te va a llevar por su cuenta.

¿Hasta qué punto no es todo humo?

El responsable del proyecto, el exTesla Nick Sampson, insiste en que van en serio. Pero la joven start-up ha vivido una fuga de ejecutivos, rumores sobre impagos a proveedores y es notorio que su principal inversor, el multimillonario chino Jia Yueting, ha tenido problemas de liquidez a la hora de expandir su holding, LeEco Holdings.

Las actividades del mismo van desde los teléfonos inteligentes (entró como máximo accionista en Coolpad) hasta el lanzamiento de un estudio de cine, Le Vision, que depende mucho del éxito de la inminente La Gran Muralla de Zhang Yimou, que se estrena a principios de año.

Teléfonos de gama media y un chip de gama altísima

El Honor X6, la serie A de Samsung, los ThinkPad de Lenovo y el Snapdragon 835 de Qualcomm son otros de los lanzamientos estrella de la feria hasta ahora.

Aunque no parece que vayamos a ver ningún teléfono con él hasta el Mobile World Congress de Barcelona, el chip Snapdragon 835 de Qualcomm se prepara para liderar un año más la categoría de los superteléfonos. El sucesor del 820, con tecnología de 10 nanómetros de Samsung, promete 2,5 horas más de batería al día al ser capaz de funcionar con un 25% menos de energía.

Además, su sistema de carga rápida 4.0 permite cargar un 20% más deprisa y sí, tras los problemas experimentados en el Note 7 –que no pudieron ser culpa de un procesador que estuvo en decenas de modelos sin incidentes–, vendrá con nuevas protecciones contra posibles sobrecargas. La frase promocional es la de “cinco horas de uso con cinco minutos de carga”.

El Honor 6x ha sido uno de los anuncios más sonados. Un terminal de gama media con doble cámara, lector de huellas y una pantalla con bastante protección ante las huellas de los usuarios, que ofrece prestaciones más que suficientes si hablamos de un terminal con un precio de 249 euros. Sólo parece frustrante la duración de la batería y un procesador que, pese a resultar fluido, no es tope de gama. Pero insistimos: Por 249 euros es una gran compra.

La gama media también tuvo como protagonista a Samsung y su gama media, con tres nuevos modelos de la gama A (A3, A5 y A7) que, en esta ocasión, presentan resistencia al agua y al polvo ip68, conector USB C y la integración con Samsung Pay y Knox. Deberían llegar en febrero y serán, esta vez sí, más caros que el Honor 6X con precios que deberían situarse a partir de los 300 euros.

Otros descubrimientos del #CES2017

Los robots mandan. A partir del viernes 6, la Conferencia de Robótica del CES ofrecerá tres sesiones sobre cómo los robots cambiarán nuestras vidas. Para empezar, hablarán de cómo los drones y los robots móviles autónomos transformarán la respuesta a emergencias médicas y el reparto a domicilio, pese a los retos técnicos y regulatorios.

Asimismo, se verá la primera aparición en EEUU del robot Profesor Einstein de Hanson Robotics durante la segunda gran conferencia, en la que participará también Softbank Robotics.

einstein-robot

Otra de las novedades que han llamado la atención en el CES es la impresora 3D Da Vinci Nano de XYZprinting, con un sorprendente precio de salida de 230 dólares

En la feria también se han presentado los primeros accesorios para Nintendo Switch, de la marca Snakebyte. Un buen aperitivo para el lanzamiento definitivo de la nueva consola de Nintendo, en una presentación en streaming prevista para el próximo 13 de enero.

¿Un palo para selfies capaz de estabilizar tanto la imagen que podrías rodar una película con él? Lo tenemos.

 

 

¿Una sombrilla hiperconectada? Aquí la tenéis…

¿Un anillo wearable para medir tu actividad física? El Motiv Ring. Si lo usas para pedir a tu pareja en matrimonio puede ser también una indirecta indeseable.

 

Comentarios