Cellnex
Tobías Martínez, CEO de Cellnex; y Franco Bernabè, presidente

El consejero delegado de Cellnex Telecom, Tobías Martínez, ha sido muy directo con la prensa en un encuentro al finalizar la junta de accionistas. Las cosas que tienen claras las harán; y las que no tengan sentido estratégico para la compañía, no. Algo que puede parecer obvio, pero que no siempre se cumple. Por eso, el CEO del operador de torres ha descartado por completo entrar en el negocio de la fibra óptica al hogar, pero otro tipo de operaciones con esta tecnología puede ser posible.

Martínez, en todo caso, ha querido recalcar que se trata de cuestiones no prioritarias. Aunque entre chascarillos, pues ha contado que siempre que él pregunta la hora le sugieren que cuándo va a comprar una fábrica de relojes, la realidad de Cellnex -y los mensajes que lanza al mercado- es que no dejará de invertir. Y en este sentido, pese a no tener un carácter prioritario, el CEO del operador ha recalcado que todo depende de la necesidad de los clientes.

Es decir, Martínez ha señalado que, una vez se estudia el proyecto con el cliente, se puede ver la necesidad. Sobre todo basada en los sistemas de interconexión, y aquí es donde fibra óptica y 5G conviven de una manera especial, y por lo que Cellnex no cierra la puerta a nada.

Por ello, la compañía tiene muy claro cómo actuar en caso de entrar en una operación relacionado con fibra, sobre todo oscura, como ya pasó con estos activos de Iberdrola donde sonó el nombre de Cellnex como potencial comprador.

Ahora sucede lo mismo con los 50.000 km. que tiene Red Eléctrica, y que según explicaba el otro día MERCA2, tienen la necesidad de ponerlos en el mercado por motivos regulatorios. Y Tobías Martínez conoce muy bien cómo está el negocio y quiénes se mueven detrás. Por eso ha enfatizado que hay diversos fondos que pueden estar también interesados en esta red de fibra, lo que pone de manifiesto su valor, sobre todo en esa capacidad de interconexión que menciona el directivo con el 5G y su futuro desarrollo.

CELLNEX Y EL FUTURO

Ante estas perspectivas, Cellnex también ha presentado resultados esta semana. Las cifras confirman esa insaciable capacidad de crecimiento que está desarrollando el operador. En concreto, la compañía dirigida por Tobías Martínez perdió 43 millones de euros en el primer semestre por las mayores amortizaciones (+95% respecto al mismo periodo de 2019) y costes financieros (+23%), asociados al “intenso proceso de adquisiciones y la consiguiente ampliación del perímetro”.

En este contexto, los ingresos ascendieron a 723 millones de euros (+48%) y el ebitda creció hasta los 527 millones (+64%) tras consolidar las adquisiciones de activos llevadas a cabo en 2019 en Francia e Italia (Iliad), Suiza (Salt), Reino Unido (BT), Irlanda (Cignal) y España (Orange), así como la compra de Omtel en Portugal cerrada en enero.

Según explican desde Cellnex sobre sus números rojos, el resultado neto con pérdidas de 43 millones “es coherente” con la fase de fuerte crecimiento que vive la compañía, y por ello -tal y como se avanzó en la presentación de resultados del ejercicio 2019-, prevé que el grupo siga reflejando un resultado contable negativo en los próximos trimestres.

Cellnex ha alcanzado distintos acuerdos en Portugal, el octavo país europeo en el que la compañía desarrolla su actividad. Asimismo, y precisamente, también ha reforzado su presencia en Francia mediante el despliegue de una red de fibra óptica con Bouygues Telecom, que conectará torres, emplazamientos y centros de ‘edge computing’, “clave para el desarrollo del ecosistema 5G”.

En Reino Unido, la compañía ha cerrado en julio la operación de adquisición de la división de telecomunicaciones de Arqiva y este mismo mes ha adquirido el 100% de las acciones de la start-up finlandesa Edzcom.

Fruto de las operaciones de 2019 y los primeros meses de 2020, así como de sus progresivas integraciones en el conjunto del grupo, Cellnex ha actualizado sus previsiones con un ebitda estimado de entre 1.160 y 1.180 millones de euros (contra una estimación inicial de entre 1.065 y 1.085 millones de euros) y un crecimiento del RLFCF entorno al 70% (frente a una estimación inicial del 50%).

Comentarios de Facebook