CCS
Imagen del edificio ubicado en el Paseo de la Castellana 19 (Madrid) propiedad de CCS.

El Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) ha decidido renovar la antigua sede de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), ubicada en el Paseo de la Castellana 19, para alquilar las oficinas.

El edificio, construido en 1903, lleva cerrado desde que la CNMV cambiara de sede en 2010. La intención del CCS es convocar el concurso para su renovación en 2020 y poder salir al mercado con este proyecto de oficinas en plena arteria de la capital “en 2021 o 2022”, según han confirmado a MERCA2 fuentes del organismo público. El inmueble tiene una superficie construida total de 6.298,45 m2, en los que se incluyen 39 plazas de garaje.

El palacete formaba parte del patrimonio del Estado, dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda. De hecho, estaba incluido en el plan de venta de edificios públicos a finales de 2012. El valor estimado del inmueble rondaba los 30 millones de euros. El Consejo de Ministros del pasado 7 de diciembre de 2018 autorizó su enajenación directa, a favor del Consorcio de Compensación de Seguros (CCS), con un precio de venta de 40.065.000 euros.

CCS, entidad pública empresarial adscrita al Ministerio de Economía y Empresa, había solicitado la compra de este inmueble para dar cumplimiento al acuerdo adoptado por su consejo de administración. El pasado 30 de enero de 2018 aprobó aumentar la inversión en inmuebles hasta el 5,5% del total de su cartera de inversiones. La enajenación directa al CCS está amparada por la normativa patrimonial al realizarse a favor de una entidad pública empresarial perteneciente al sector público estatal, “considerándose oportuna por contribuir así al cumplimiento de los fines del organismo y al fortalecimiento de sus provisiones técnicas”, argumentó el Ejecutivo.

Desde que el Gobierno vendió el edificio del Paseo de la Castellana 19 a CCS en diciembre del 2018 su teléfono no ha dejado de sonar. Recibió propuestas de todo tipo para devolver la vida al inmueble. Desde una cooperativa, hasta un hotel o residencias de lujo. Finalmente, el Consorcio ha preferido destinarlo al alquiler de oficinas.

EL NEGOCIO ARRENDADOR DE CCS

El Consorcio añade con la antigua sede de la CNMV un activo más a su extensa cartera inmobiliaria. En propiedad cuenta con catorce inmuebles en la capital, siete de ellos en el Paseo de la Castellana (19, 32, 44, 46, 106 y 108). A estos hay que sumar otras en emblemáticas calles de Madrid como Serrano, General Perón o Prim. Además, es copropietario de otros cinco edificios en Madrid, Barcelona, Málaga y Valencia. Tiene delegaciones en 16 ciudades españolas.

En 2018 continuó con la estrategia de priorizar el mantenimiento de los actuales arrendatarios, según se desprende de su último informe anual. Respecto a las rentas de arrendamiento, CCS cerró el ejercicio con una cifra de 21 millones de euros facturados, que mejoraba las previsiones presupuestarias y supuso un incremento del 5,5 % respecto a los 19,9 millones facturados en 2017.

La incorporación del edificio de Castellana 19 a su cartera de activos en alquiler incrementará notablemente los ingresos del Consorcio. El informe “Fundamentales del mercado de oficinas” de JLL para el tercer trimestre de 2019 marcó los precios de alquiler para el CBD, Central Business District (el Paseo de la Castellana en su conjunto está dentro del CBD), en 36 €/m2/mes. Con casi 6.300 metros construidos, supondría algo más de 225.000 euros al mes si ocupara el 100% de las oficinas. Al año, 2,7 millones de euros. Más del 10% de los ingresos registrados por CCS en 2018.

En cuanto a actuaciones de renovación, el Consorcio de Compensación de Seguros completó la primera fase del proyecto del edificio de Calle Prim, 12 de Madrid, cuya finalización se tiene prevista para 2019 – 2020. En paralelo, ha dado inicio a la ejecución del proyecto del edificio del Paseo de la Castellana, 44 de Madrid, cuya conclusión está prevista para 2020.