Castellana
Imagen del local cerrado de Torrot en el Paseo de la Castellana.

El Paseo de la Castellana es la principal arteria que atraviesa de norte a sur Madrid. En ella, junto al Paseo de Recoleto y del Prado, están ubicados los más prestigiosos bancos, hoteles, restaurantes, empresas, embajadas, centros comerciales y tiendas, pero hay un agujero negro donde los negocios no prosperan.

Apenas 300 metros separan la Plaza de Lima con la calle Pedro Texeira. En este recorrido de varios minutos a paseo, la mitad de los negocios que ocupaban los locales comerciales de esta acera han echado el cierre. Solo sobreviven una oficina de Banco Santander, la cafetería 105 y el restaurante Arzúa.

Castellana

“A pesar de ser una muy buena ubicación, esta es la zona del eje Castellana- Poeta Joan Maragall con menor tránsito peatonal, debido a la ubicación del Palacio de Congresos, con actividad limitada y del Ministerio de Defensa, con prohibición de aparcamiento en su entorno”, explican fuentes de Tinsa. “Quizá la instalación de nuevos negocios será un poco más lenta que en el entorno próximo”, añade.

BBVA Velázquez

BBVA prepara su megasucursal en Velázquez con 100 oficinas menos en España

Las obras siguen su curso en la nueva oficina que estrenará BBVA en la esquina entre las madrileñas calles de Goya y Velázquez, en...

Por otro lado, la tasadora apunta que “otra causa que influye en la puesta de inmuebles en oferta es el proceso de reestructuración que están acometiendo las entidades financieras, que lleva al cierre de oficinas próximas entre sí o duplicadas por las fusiones y adquisiciones”. “Esto ha provocado la oferta disponible en la zona en los últimos tiempos”, señala.

Tampoco podemos obviar que al otro lado del Paseo de la Castellana se encuentra el estadio Santiago Bernabéu. Todas las miradas y flashes de paseantes y turistas están dirigidas a la casa del Real Madrid, aunque ahora esté en plenas obras de remodelación.

LOS CAÍDOS EN LA CASTELLANA

En dirección Cuzco, nos encontramos en primer lugar el Palacio de Congresos y Exposiciones de Madrid. Su actividad comercial se encuentra suspendida debido a las obras de remodelación integral que precisa para asegurar la seguridad y el cumplimiento de la normativa. Una vez reabierto albergará las oficinas de la Organización Mundial de Turismo de las Naciones Unidas (OMT), según reza la página de Turismo de Madrid.

Creado en 1970, el Palacio de Congresos de Madrid ha sido testigo de importantes hitos históricos. Por ejemplo, el centro de datos del Mundial de Fútbol de 1982 (celebrado en España) o la última reunión de la OSCE que culminó con la caída del Muro de Berlín. Tiene capacidad para hasta 2.000 personas.

Justo al lado del Palacio de Congresos, comparte el mosaico de Joan Miró en su fachada el restaurante con el nombre del pintor catalán. También cerrado. El que fuera lugar habitual de comidas para los empleados del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo ha pasado al olvido y solo acumula polvo.

Restaurante Miró Castellana

Más adelante, antes de llegar a la calle Pedro Texeira dos locales más que han cesado su negocio. Por un lado, una franquicia de la peluquería Marco Aldany. Un cartel en la puerta invita a los clientes a ir al establecimiento que hay en la calle Orense. También existe otro a escasos metros en la calle San Germán, 11.

MOTOS TORROT, VISTO Y NO VISTO EN LA CASTELLANA

Un año ha durado la flagship store que abrieron Torrot y GasGas en el Paseo de la Castellana esquina con la calle Pedro Texeira. La inauguración en agosto de 2018 incluso contó con la presencia del jugador español de la NBA Ricky Rubio. La tienda ofrecía los vehículos eléctricos interconectados de Torrot y las motos de off road (enduro y trial) de GasGas. Antes había una entidad financiera.

El concesionario de Torrot y GasGas ha durado poco más de un año abierto en el Paseo de la Castellana 107

En la actualidad, su escaparate muestra varias pegatinas de la inmobiliaria que alquila el local y solo mantienen los carteles luminosos de Torrot en la parte superior. Remax lo ofrece por 8.000 euros al mes. Dispone de 440 m2 distribuidos en dos plantas: 216 m2 a pie de calle y 224 m2 de sótano. La planta calle tiene entrada en chaflán por Paseo de la Castellana y una segunda entrada por calle Pedro Teixeira, sala principal diáfana para exposición y venta de 169 m2 útiles, zona de instalaciones, probador y dos despachos independientes acristalados al fondo.

El sótano cuenta con un gran recibidor de escalera y distribuidor de planta, dos aseos separados por género de unos 8 m2 cada uno, cuarto de limpieza, cuarto de instalaciones, office completo con muebles de cocina y fregadero, habitación cerrada para cajas fuertes de unos 12 m2, un gran sala diáfana y hall de acceso privado por escalera de la finca.

En el interior de la manzana formada por el Paseo de la Castellana, San Germán, Orense y General Perón, se observa una mayor oferta de locales en alquiler que en venta, apunta Tinsa. De acuerdo a los estudios de la tasadora, los unitarios de oferta en venta estarían en el entorno de los 3.500 – 4.000 €/m2 construido para locales alrededor de 150 m² de superficie y en alquiler entre 17 y 20 €/m²/mes para locales entre 150 y 250 m².