Casas de lujo
Casas de lujo.

La compraventa de viviendas ha vuelto en junio a tasa negativa y arroja un descenso interanual del 9%, el mayor desde febrero de 2014 en España. Un dato que contrasta con el buen comportamiento del residencial ‘prime’, no sólo a nivel nacional, sino también a escala mundial. Los precios viven un gran momento. Por ejemplo, en Madrid y Barcelona se sitúa en los 7.000 euros por metro cuadrados y los 6.000 euros por metro cuadrado, respectivamente.

De todos modos, este estancamiento de la vivienda no ha pasado desapercibido para el sector de lujo. De hecho, el incremento del precio de la vivienda del mercado residencial prime en las principales ciudades del mundo ha continuado desacelerándose durante el primer semestre de 2019, aumentando solo un 0,4 % en la primera mitad del año y un 0,7 % interanual, frente a un 5,1 % de incremento interanual en 2018, según la consultora internacional Savills Aguirre Newman.

“Las razones que explican la desaceleración que se está produciendo en el mercado residencial prime de las principales ciudades del mundo, están relacionadas con políticas gubernamentales, el precio del dinero, el incremento de la oferta y las incertidumbres económicas y geopolíticas mundiales”, explica Sophie Chick, directora de Savills World Research. “No obstante, no prevemos que se vayan a producir caídas significativas de los precios. De hecho, esperamos que las cuotas de crecimiento se mantengan estables y que incluso se produzcan pequeños repuntes de los precios a medio plazo”.

Illán

Javier Illán, el hotelero de lujo de la ‘jet set’ madrileña

El presidente del Grupo Millenium ha conseguido que su socimi -Millenium Hoteles- se suba al carro de la Bolsa gracias a los...

Según los datos del índice World Cities Prime Residential Index, elaborado por Savills, Berlín y París son las ciudades que han registrado el mayor crecimiento de precios del segmento residencial prime, con un 4 %, durante los seis primeros meses del año, frente al 8 % del ejercicio anterior. Los mercados de ambas ciudades se caracterizan por contar con bajos niveles de oferta y una creciente demanda por parte de compradores nacionales e internacionales.

Entre el resto de ciudades europeas que se recogen en el ranking elaborado por la consultora internacional, Barcelona y Madrid se sitúan en el puesto 13 y 14, respectivamente, en incremento de precio en el primer semestre. En concreto, la Ciudad Condal ha registrado un crecimiento del segmento residencial prime del 0,7 %, mientras que en la capital española el incremento se sitúa en el 0,1 %. No obstante, en Madrid el precio del metro cuadrado alcanza los 7.000 euros de media, considerando tanto zonas prime consolidadas como emergentes, al tiempo que en Barcelona el precio del metro cuadrado de activos prime se sitúa en los 6.200 euros. Sin embargo, en ambas ciudades los precios pueden superar ampliamente los 10.000 euros/m2 en las zonas más exclusivas.

Durante los seis primeros meses del año algunas ciudades chinas han experimentado un incremento de los precios frente a las caídas registradas durante el segundo semestre de 2018. Las potencia asiáticas están experimentando menores restricciones en el mercado de la vivienda, al tiempo que registran una desaceleración en su economía. Hong Kong, que continua siendo la ciudad con los mayores precios en el mercado residencial prime (45.400 euros/ m2), ha experimentado un crecimiento del 1,3 % durante los seis primeros meses de 2019.

En la misma línea se encuentra Moscú al experimentar un incremento del 1,2 % después de que, durante años, la ciudad haya registrado caídas en los precios. Al mismo tiempo, la ciudad ha experimentado un retorno de capitales como consecuencia de un mayor control del capital ruso en el extranjero.

La misma tendencia al alza se está produciendo en otras regiones como Kuala Lumpur y Bangkok, donde el precio del metro cuadrado se sitúa en los 2.600 euros y 8.500 euros, respectivamente, lo que se traduce en un incremento de los precios de casi el 2,5 % durante el primer semestre de 2019.

Por el contrario, algunas ciudades de EE UU han experimentado caídas de los precios durante el primer semestre de 2019 debido a los recientes cambios fiscales que, en última instancia, repercuten en la demanda. En el caso concreto de Nueva York y Miami esta caída de los precios se produce como consecuencia de los altos niveles de stock de viviendas.

En Sídney y Ciudad del Cabo los precios han aumentado significativamente en los últimos cinco años. Sin embargo, actualmente están disminuyendo como consecuencia de unos mayores niveles de acceso a vivienda asequible que, entre otros factores, están ralentizando el mercado.

DUBÁI, EN CAÍDA LIBRE

En cuanto a Dubái, la ciudad está registrando un descenso de los precios del mercado residencial prime, en concreto han disminuido un 20 % durante el último lustro. En la actualidad, el segmento prime de la ciudad continua a la baja debido a los elevados niveles de stock de vivienda de obra nueva y como consecuencia de la incertidumbre geopolítica y económica mundial.

Sophie Chick, directora de Savills World Research, comenta: “A corto plazo consideramos que las ciudades europeas van a continuar experimentando incrementos en los precios en la medida que se beneficien del Brexit y de los precios comparativamente más bajos a escala mundial. A largo plazo, la generación de riqueza será fundamental para el incremento de los precios del segmento residencial prime, junto con la estabilidad política y económica y un crecimiento demográfico favorable”.