La Reina Letizia es una gran fan de los viajes, mucho más que Felipe VI, que parece estar más cómodo en la Casa Real. Claro está que nos referimos a esos viajes no oficiales. Los oficiales suelen ponerla muy nerviosa. A Letizia le encanta perderse por otros países y recorrer ciudades desconocidas, ya sea sola, con su marido o con sus hijas. El caso es que no todos los viajes han sido precisamente tranquilos. En algunas ocasiones han venido curvas.

A continuación vamos a conocer algunos de los viajes de la Reina Letizia, tanto con el resto de miembros de la Casa Real como sola. Algunos de los viajes han sido más sonados que otros. Algunos incluso han dado la vuelta al mundo. No te lo pierdas.

Descanso en las playas del sur de Portugal

Uno de los sitios preferidos de la Reina Letizia para desconectar son las playas del sur de Portugal, el Algarve. Cada vez que tiene un hueco, Letizia hace las maletas y se va a disfrutar de estas playas paradisíacas y tranquilas. Y lo mejor de todo es que suele ir completamente sola al Algarve, es su ‘refugio’.

También da la casualidad de que en el sur de Portugal vive el empresario Vasco Manuel de Quevedo Pereira Coutinho, un amigo de la princesa que posee un imponente castillo que se ha convertido en cobijo de los reyes en varias ocasiones cuando las cosas no van del todo bien. Es allí donde la reina iría a pasar sus días de descanso sin niñas, sin Felipe, sin Doña Sofía y, como no, sin corona.

El caso es que Letizia suele desaparecer en los momentos menos oportunos y esto, queramos o no, supone una gran polémica en la Casa Real ya que la reina consorte no está. Desaparece sin dejar rastro.