Casa Real

Es un hecho que Juan Carlos I es una de las figuras de la Casa Real más queridas por los españoles. Nuestro rey emérito, aunque a él no le gusta este apodo en absoluto, cuenta con el cariño de millones de ciudadanos. Sí, ha cometido unos cuantos fallos, pero su carácter campechano y divertido hicieron que a este miembro de la Corona se le perdonasen hasta sus deslealtades a Doña Sofia, su esposa.

Tras su jubilación forzosa, porque es un hecho evidente que hay algo detrás del adiós de Juan Carlos I, este miembro de la Casa Real comenzo a disfrutar de una vida marcada por los viajes, las comilonas en los mejores restaurantes y su gran pasión: la práctica de toda actividad deportiva, especialmente si está relacionada con la mar. Aunque, parece que estos placeres se le van a acabar muy pronto.

La operación de Juan Carlos lo cambiará todo

Miembro de la Casa Real

El pasado 24 de agosto, este miembro de la realeza española se tuvo que someter a una operación de corazón en la clínica Quirón de Pozuelo, en Madrid.

Una operación quirúrgica que fue programada tras su última revisión médica. Si bien es cierto que la Casa Real no desveló las causas de esta intervención, fuentes de la Zarzuela indican que fue programada hace dos meses, por lo que no reviste ninguna gravedad.

Durante ese tiempo, el Rey emérito estuvo haciendo vida normal, incluso participando en competiciones de vela en el extranjero, pero posiblemente se estaba despidiendo, durante un tiempo, de su gran hobby.

Más que nada porque, después dela operación a la que se va someter, no podrá hacer ningún tipo de esfuerzo durante un periodo de tiempo bastante largo.