Bertín Osborne es uno de los iconos de la televisión española. El cantante y presentador no está pasando por un buen momento. Su programa tiene una audiencia baja, la enfermedad de su hijo y sus problemas financieros lo tienen bajo límites.

A todo esto hay que sumar que Bertín Osborne ha dejado de gustar. Sus discos ya no son tan vendidos y sus negocios no van nada bien. El cantante se encuentra al borde del abismo y no sabe cómo salir de él. Eso sí, si por algo es famoso Bertín es por renacer. Lo hemos visto irse en varias ocasiones de la televisión, pero siempre vuelve.

La demanda de una de sus franquicias que puso en riesgo a Bertín

El pasado año, Bertín Osborne fue demandado por una franquicia de su negocio ‘El rincón de Bertín’. Al parecer, los franquiciados se sintieron estafados por incumplimientos de contrato. No se hizo ni publicidad ni se prestó ningún servicio. Algo que estaba en el contrato de franquicia.

Además, también descubrieron que Bertín no estaba inscrito en el registro nacional de franquicias. Pero operaba como tal.Esta demanda puso entre la espada y la pared al cantante. Y ya no solo por el dineral que debía darles a los franquiciados. Sino porque estaba haciendo algo ilegal. Su contrato con Telecinco podría verse afectado por la polémica. Afortunadamente para Bertín, eso no ocurrió.