Carlos Herrera lo tiene decidido: solo renovará por COPE si la emisora episcopal le recorta su maratoniana presencia frente al micrófono. El almeriense aceptó en un principio la propuesta de Barriocanal de alargar su magazine matinal a 7 horas. El interés tenía como objeto acercarse al liderazgo de la SER, pero esta entrega le ha acabado saturando. Tal y como señalan fuentes cercanas a COPE a Merca2, Herrera pretende prolongar su contrato en COPE encargándose tan solo de su tramo informativo. Es decir, el almeriense se centraría en levantar a la audiencia de la emisora entre las 6 y las 10 de la mañana, circunstancia que podría ser dramática para los números de la casa.

Barriocanal es consciente de la “Herreradependencia” de COPE, emisora que al fin alcanzó en 2016 los números negros tras seis ejercicios consecutivos en los que se sumaron más de 32 millones de euros en pérdidas. El presidente de COPE logró presentar al fin unos beneficios que no llegaron a 4 millones de euros, cifras moderadas para un transatlántico que facturó más de 100 millones de euros en publicidad. Estos “moderados” beneficios pese al crecimiento de oyentes tienen una sencilla explicación: Barriocanal ha tirado demasiado de chequera. elevando así los gastos fijos tras múltiples operaciones millonarias. Recuerden el fichaje de los deportes de la SER, el alquiler de los postes de Vocento o el fichaje del propio Carlos, por lo cual COPE necesita mantener su facturación y oyentes para que no convertirse en un barco a la deriva con un negro horizonte.

Y el horizonte podría ser dramático si Herrera se niega a conducir el tramo del magazine, que es comercialmente hablando el más jugoso de la parrilla. Recuerden que el almeriense obtiene en esta franja de entretenimiento sus mejores números de oyentes y facturación, contando con el efecto de “los fósforos”. Pero ahora el locutor quiere una vida más plácida, tal y como ha confesado en numerosas entrevistas, y pretende reducir su presencia al frente del micrófono de ‘Herrera en COPE’ a “tan solo” 4 horas diarias, situación en la que se encuentran competidores directos como Pepa Bueno o Carlos Alsina. Su intención es la de acometer otros proyectos profesionales. Y su futuro indudablemente pasa por TVE, donde se estrenó este domingo con revés: pésimas críticas y discreto 10,2% de share . Su estrenó fue seguido por tan solo 1,7 millones de espectadores pese a ir precedido por el espacio más visto del domingo, ‘El Tiempo 2’.

Pero ‘¿Cómo lo ves?’ no será el único proyecto de Herrera en TVE para desgracia de Barriocanal: La Información desveló hace unos días que el almeriense se va a poner al frente de un espacio de reportajes centrados en el Camino de Santiago gracias al plácet del Consejo de Administración de la Corporación Pública, cuyo sector mayoritario pretende convertir al periodista en una estrella de la cadena pública. El problema para Barriocanal es que las displicencias públicas de Herrera no dejan de sucederse: su estrella afirmó que COPE no le había ofrecido renovación, más adelante subió una fotografía junto a Javier del Pino (SER) ironizando sobre su “no renovación”, y por último aprovechó su clásica presentación sevillana para retarlo al ironizar sobre la necesidad que tiene de renovar por la emisora y no al revés. También sorprendió que Herrera desoyera las continuas llamadas de “sinergias” entre COPE y 13 TV lanzadas de forma reiterada por Barriocanal. Porque su programa ‘Herrera en 13 TV’ tan solo contó con una emisión. Y no porque pretenda alejarse del medio: en la actualidad mantiene una colaboración periódica con Telecinco y un programa semanal en TVE. Por ese mismo camino transitan otras estrellas de la emisora que no se suman a la deficitaria y minoritaria Trece: Juanma Castaño (Mediaset), Manolo Lama e Isaac Fouto (Gol TV) y Joseba Larrañaga (#0).

En COPE confiaban en un principio Herrera “iba de farol”, pero la evidencia del disenso entre emisora y comunicador es tal que ya se ha asumido que ‘Herrera en COPE’ perderá su última hora a partir de la próxima temporada con total seguridad. Lo hemos sabido a través de fuentes cercanas al Comité de Empresa, que señalan que la emisora estudia rescatar en su franja matinal la programación local, hoy relegada a COPE+ cuando no cancelada. Y es que muchas emisoras se utilizan como simples postes repetidores de la señal estatal. La decisión de crear una cadena 24 horas a nivel nacional fue recibida con frialdad por parte de los sindicatos. Éstos creían que la estrategia de lanzar COPE+ en favor de COPE, que apenas ha ganado oyentes con esta política, era una forma de “precalentar el horno por si Herrera no hubiese encauzado los números y se hubiesen visto forzados a acometer un sonoro ERE”, señalan fuentes próximas a la emisora a Merca2. Tampoco se descarta que, tal y como señaló Barriocanal hace unos días en una entrevista, que se refuerce ‘Mediodía COPE’, aumentando 60 minutos el informativo. Si Herrera ni siquiera acepta conducir su programa entre las 6 y las 12, la alternativa de la que no quiere ni oír hablar Barriocanal pasaría porque miembros destacados del equipo de ‘Herrera en COPE’ como Goyo González o María José Navarro se encarguen de “los fósforos” y compañía. Y la factura que pagaría la emisora, al carecer de Herrera en sus horas más propicias, podría ser de aúpa.

Comentarios