Uno de los mayores problemas que deben enfrentar los emprendedores es conseguir financiación para poner en marcha su idea. Es cierto que los bancos siempre están ahí, pero son muchos los que no quieren empezar en el mundo empresarial teniendo deudas pendientes y buscan alternativas para no tener que pedir un préstamo o que, si tienen que pedirlo, sea lo más bajo posible. Si estás desempleado y cobrando prestación, una buena opción es capitalizar el paro para financiar tu negocio.

De esta forma puedes conseguir todo o parte del dinero que te hace falta para convertir tu idea en una realidad, y lo mejor es que es una financiación totalmente gratuita que no vas a tener que devolver, porque lo que vas a hacer en realidad es cobrar de una sola vez el total de la prestación por desempleo que te corresponde.

¿Cuándo conviene pedir la capitalización del paro?

incentivar emprendimiento y para dejar el paro

Cada emprendedor y cada proyecto de emprendimiento son diferentes. Pero si necesitas dinero para poner en marcha tu actividad esta puede ser una muy buena opción para conseguirlo y no tener a cambio ningún tipo de deuda. Eso sí, antes de hacer la solicitud piensa bien en el proyecto que vas a iniciar, puesto que el SEPE te pedirá información sobre él a fin de valorar si te concede o no la capitalización del paro.

Si esta opción no te interesa, también tienes la alternativa de darte de alta como autónomo para iniciar tu actividad y seguir cobrando el paro mientras tanto. En este caso primero te das de alta en el RETA y luego solicitas la compatibilidad. Así, durante unos meses cuentas con la seguridad de tener un ingreso extra, lo que te será de mucha ayuda al arrancar con tu nuevo negocio.

Comentarios de Facebook