finanzas

Uno de los mayores problemas que deben enfrentar los emprendedores es conseguir financiación para poner en marcha su idea. Es cierto que los bancos siempre están ahí, pero son muchos los que no quieren empezar en el mundo empresarial teniendo deudas pendientes y buscan alternativas para no tener que pedir un préstamo o que, si tienen que pedirlo, sea lo más bajo posible. Si estás desempleado y cobrando prestación, una buena opción es capitalizar el paro para financiar tu negocio.

De esta forma puedes conseguir todo o parte del dinero que te hace falta para convertir tu idea en una realidad, y lo mejor es que es una financiación totalmente gratuita que no vas a tener que devolver, porque lo que vas a hacer en realidad es cobrar de una sola vez el total de la prestación por desempleo que te corresponde.

¿Por qué se puede capitalizar el paro?

pasos capitalizar paro

Esta opción está disponible desde hace ya algunos años. El mercado de trabajo español es algo particular y siempre ha tenido problemas para absorber a los desempleados. Por eso, de un tiempo a esta parte se viene fomentando el emprendimiento entre aquellos que no tienen trabajo, como una forma de volver al mercado laboral y tener una actividad que genere ingresos.

Como decíamos antes, obtener financiación no es sencillo, y mucho menos cuando no se tienen recursos económicos que puedan asegurarle al banco que se le va a devolver lo pedido. Precisamente por ello, se optó por la capitalización del paro como medida para incentivar el emprendimiento, al facilitar a los interesados en poner en marcha un negocio el acceso a un capital que les permita dar los primeros pasos.

Comentarios de Facebook