Todo iba bien en la vida de Mark Denning, de 62 años, gestor estrella de Capital Group en la City de Londres, hasta que alguien decidió filtrar papeles poco edificantes a la cadena publica BBC sobre sus actividades aprovechándose de su puesto en la tercera compañía mas grande del mundo gestionado fondos de pensiones privados.

Denning llevaba una vida acomodada: dueño de una casa de nueve habitaciones en Morebath en North Devon, llamada “Morebath Manor”, y 21 acres de zonas verdes en el pueblo y con casas de lujo en Chelsea y las Bahamas, se podía decir que el gestor era el “rey del Mambo” ya que manejaba más de 265.000 millones de euros en una firma que tiene 2 billones de activos bajo gestión.

Pero el amor por su pueblo le llevo a cometer ese pequeño error que los genios cometen cuando se creen a salvo de cualquier circunstancia y se dejan llevar por el sentimentalismo: puso a su fondo para realizar fechorías el mismo nombre que a su pueblo. Morebath Fund Global Opportunities, con sede en Liechtenstein, fue el instrumento elegido por Denning para desarrollar una operativa de “front running”, práctica ilegal que puede llegar a cometer un operador de mesa de dinero​ o bien brokers de Bolsa o gestores de fondos que ejecuten órdenes de terceros en los mercados de capitales. La práctica consiste en tomar posiciones propias de compra o venta al tiempo que usas los fondos de tu compañía para hacer subir el precio de las acciones de las que quieres beneficiarte.

La coincidencia del nombre del pueblo de residencia de Denning y el nombre del fondo en Liechtenstein puso en la pista a los periodistas de la BBC, que sabían que presuntos delitos se habían cometido, pero no el “modus operandi”.

Los administradores de fondos tienen prohibido invertir en las mismas compañías que sus fondos, porque podrían potencialmente beneficiarse a expensas de los inversores. Esto se debe a que el volumen de los fondos de inversión puede mover el mercado y subir el precio de las acciones de una empresa cuando invierten. El gestor puede usar este poder para aumentar el precio de las acciones en las compañías donde tienen inversiones personales, en lugar de elegir las compañías que ofrecen los mejores retornos para sus clientes.

Los documentos filtrados muestran que el fondo Morebath había invertido en una compañía de investigación médica llamada Mesoblast, una compañía de cine india llamada Eros International y una compañía minera de oro llamada Hummingbird Resources. Los fondos de Capital Group también invirtieron en las tres compañías, ayudando a subir el precio de las acciones. Las inversiones en Mesoblast y Eros fueron realizadas por fondos que Denning administraba.

Pero le debió parecer poco y también invirtió en Hummingbird Resources, compañia dirigida y creada por su yerno. Las participaciones en las tres compañías finalmente se pusieron a nombre de una entidad offshore llamada Kinrara Trust, creada y controlada por Denning.

Capital Group, dijo que Denning ya no estaba en la empresa y despacho el asunto con un escueto comunicado: “Tenemos un Código de Ética y requisitos de divulgación de inversión personal que mantienen a nuestros asociados con los más altos estándares de conducta. Cuando nos enteramos de este asunto, tomamos medidas inmediatas”, dijeron.

Los abogados de Denning dicen que recibió malos consejos. También dicen que el fondo Morebath tenía un administrador de activos y un administrador de fondos independientes.

Sin embargo, los periodistas del programa de la BBC “Panorama”, que emite esta noche la investigación integra, han podido demostrar que Denning estaba detrás de las compras de acciones en las tres compañías y los documentos muestran que el fondo Morebath se incluía regularmente en un resumen de sus activos personales.

“Panorama” también descubrió que Kinrara Trust era propietario de Kinrara International, una compañía que se benefició de un controvertido acuerdo de energía en Senegal. Kinrara International ganó 22 millones de dolares después de que los derechos de exploración de un enorme campo de gas en la costa senegalesa se vendieron a BP.

Los expertos le han dicho a los periodistas de la BBC que creen que el Sr. Denning también debería haber declarado esto, porque Capital Group tenía inversiones en BP y otra compañía involucrada en el acuerdo llamada Kosmos Energy.

Los abogados de Denning dicen que nunca ha sido un propietario legal o beneficiario de Kinrara International.