Canal Sur
Roures

Jaume Roures está acostumbrado a sorprendernos. Y es que Mediapro, ‘roja’ e ‘independentista’ según la caverna, le ha vendido programas a TVE con Rajoy en el Gobierno, a Telemadrid con Esperanza Aguirre en el Ejecutivo y a la extinta Canal Nou bajo el control de Paco Camps.

Recordamos esta ristra de operaciones porque el productor catalán ha conseguido venderle un formato a Canal Sur… cuando esta televisión está viviendo sus días más conservadores en sus treinta y un años de historia.

ROURES LE VENDE ‘ATRÁPAME SI PUEDES’ A CANAL SUR

Medisur, filial de Mediapro, ha abierto el casting del concurso ‘Atrápame si puedes’ después de que Canal Sur le haya dado luz verde. Este formato, estreno en la tele vasca ETB en 2014, ha sido adaptado con éxito a TV3 (Cataluña), À Punt (Comunidad Valenciana), IB3 (Baleares) y Aragón TV.

Canal Sur, alicaída en prime-time tras promediar en abril la peor audiencia de su historia (6,9% de share), ha descartado llevar el proyecto a su day-time (mañana, sobremesa y tarde, que son las franjas en las que se emite en las citadas autonómicas).

Mediasur adaptará el formato al horario de máxima audiencia de la mano de un humorista habitual de Canal Sur, Manolo Sarriá, que intentará hacerse un hueco en una franja en la que Mariló Montero acaba de quedarse sin programa, ‘5C’, tras promediar un residual 2,7% de share.

EN DIFICULTADES ANTES DE LA LLEGADA DE ROURES

Juande Mellado, director general de RTVA (Canal Sur), explicó hace unos días en la comisión de control del Parlamento andaluz que durante esta crisis sanitaria solo ha podido contar con el 27% de la plantilla y se ha visto lastrado por “los medios obsoletos” del grupo.

Este directivo malagueño, íntimo del hombre fuerte de la Junta (Elías Bendodo), estrujó los datos de audiencia para intentar maquillar el mínimo histórico del canal andaluz. Es curioso comprobar que directivos acusados de manipular una tele pública, como es el caso, pongan más empeño en levantar el share que ser independientes.

LA CASA DE LOS LÍOS

Mellado, que ha protestado por la supuesta persecución que sufren algunos trabajadores de Canal Sur, fichó como jefe de informativos a un señor de escaso prestigio que conocía Andalucía por fotografías: Álvaro Zancajo.

El PP quería controlar Canal Sur y hacía falta un comisario político sin arraigo en la tierra. Porque así Juanma Moreno evitaba que a su mandado le temblase el pulso. Al que no le tiembla es a Mellado, que está harto de que la izquierda mediática denuncie lo que es hoy en día la corporación andaluza.

Es por ello que, con la intención de rebajar el ruido mediático, ha decidido vetar a dos nombres propuestos por Vox a tertulias, Javier Negre y Cristina Seguí. Es evidente que en los aledaños ideológicos del partido de Abascal hay personas más adecuadas que esas dos personas, difícilmente compatibles con un medio público.

COMISIONES ENCIENDE EL TRANSISTOR

Comisiones Obreras Andalucía está metiendo el dedo en el ojo de Jesús Vigorra, que desde este pasado otoño se encarga del matinal de Canal Sur Radio (tras relevar a Tom Martín Benítez, vocero del PSOE desde hace cuatro décadas).

Los chicos del PP escogieron a Vigorra, que tenía la mancha de haber presentado las galas que Ausbanc coló en Canal Sur. Pero como había más diretes que pruebas, Juande Mellado dio luz verde a la operación.

CCOO dice que el programa de Vigorra es de “una calidad periodística muy alejada de lo deseable en una radio pública y una clara falta de pluralidad”. También han pedido al PP que “deje de usar la radio autonómica en beneficio propio”.

EL TERTULIANO ESTRELLA DE CANAL SUR RADIO

Jesús Vigorra tiene en su plantel de tertulianos a Alfredo Valenzuela, que con un tono digno de un bareto de cuarta afirmó que Fernando Simón es “el doctor Bacterio” y que José Félix Tezanos es “un gamberro”.

Comisiones Obreras asegura que “en la tertulia hay una nítida falta de pluralidad ideológica. La elección de los tertulianos, en este sentido, es clara. Todos los días hay mayoría de comentaristas de derecha y de opiniones críticas con el Ejecutivo, dos de tres o incluso tres de tres”.

Canal Sur
Juanma Moreno.

“Son continuos los reproches al Gobierno central, a Pedro Sánchez y a Podemos. De forma paralela, se produce una ausencia de críticas a la Junta de Andalucía. Esto se aprecia en los temas protagonistas de esta pasada semana, como las declaraciones del general de la Guardia Civil sobre los bulos”, añaden.

Es evidente que esta televisión autonómica ha entrado en una deriva peligrosísima por su apuesta por la propaganda favorable a la Junta de Andalucía. Pero también es cierto que algunos de los que hoy dicen defender Canal Sur realizaron algunas prácticas que hoy denuncian.

Comentarios de Facebook