Rosalía

Llevan más de diez años de trayectoria (desde 2008), y como suele decirse, la constancia y perseverancia dan sus frutos. Aun así, toda la constancia del mundo no garantiza a ninguna pequeña productora audiovisual catalana cruzar el charco con el éxito de llegar a codearse con la constelación estadounidense de estrellas pop de talla mundial. Han pasado frente a las cámaras de Canada personajes como Dua Lipa, Katy Perry o la banda Tame Impala.

Eso al otro lado del océano, pero aquí en España han estado detrás de proyectos como C. Tangana o Bad Gyal, aunque seguramente sea Rosalía la que más suene al lector. La pandilla catalana hace vídeos publicitarios y también videoclips musicales. Videoclips que, no obstante, son mucho más que eso. Uno de los productores ejecutivos de la firma, Oscar Romagosa, habla con MERCA2 para ayudarnos a entender la hoja de ruta de una de las empresas más exitosas de su sector en nuestro país.

Canada, de alguna manera, es como Paquita Salas. Por aquella frase del “júntate a mi lado y habrá éxito”. Aunque es difícil saber del todo si es la buena elección de artistas a los que grabar, o el buen trabajo visual que hipnotiza y te obliga a ver sus videoclips más de una vez, lo que propulsa sus vídeos a las millones de visitas. Seguramente sean ambas. En España, Canada parece escoger delicadamente a quién producir. Proyectos musicales que se ajustan con la filosofía de su marca, basada en juventud y personalidad, propulsada por su estrategia de llevar el arte cinematográfico a la industria del vídeo musical.

Bad Gyal en el videoclip de ‘Yo Sigo Iual’.

Han trabajado con artistas muy diferentes, que en el fondo no lo son tanto. Música comercial, pero con carácter. Artistas jóvenes, con propuestas indie que se convierten en mainstream. Vale que Rosalía o Tangana han contado con Sony para sus mayores hits, pero con Bad Gyal no hay excusa. Grabaron el ‘Mala Mujer’ de C. Tangana y el ‘Me Quedo’ de Aitana. Pero es que se agenciaron al completo los universos visuales de las catalanas Bad Gyal y Rosalía.

Porque no es que repitan varias veces con un mismo artista, es que se mimetizan con ellos y construyen la estética que les acompaña durante largo tiempo. En la industria musical actual, donde la imagen llega a contar incluso más que el sonido, esta se vuelve una tarea compleja y vital.

NACIERON EN CRISIS, Y TRIUNFAN EN CRISIS

La productora se formó en 2008. Aunque Oscar Romagosa, ahora productor ejecutivo de Canada, se les unió un poco después, le preguntamos qué le parecería la idea de emprender, en estos momentos, un proyecto arriesgado como lo fue en su día: “La verdad es que para bien o para mal la dinámica de uno no siempre va de acorde a los índices del Nasdaq o a una situación de pandemia como la movidaca esta del COVID”, explica.

“En 2008 la situación de crisis era total y absoluta. Pero aún así salimos adelante. Ahora, en medio de este caos total, estamos abriendo en Estados Unidos, y ni si quiera sabemos cuando se podrá viajar allí con normalidad“.

Oscar Romagosa en Club de Creativos 2019.

“Se trata un poco de seguir corriendo mientras te aguanten las piernas, jaja, al final tienes que tener tu propia agenda, tu propio calendario y, sobre todo, tu propia brújula. Es lo que tiene ser un corsario del siglo XXI, supongo”, reflexiona.

CANADA EN ESPAÑA

Preguntamos a Romagosa por Rosalía y Bad Gyal: ambas jóvenes catalanas con propuestas únicas. Dos grandes buques insignia de Canada, la primera que navega a Estados Unidos, y la otra que, si quisiera, podría hacer lo mismo. “Ambas representan muy bien el tipo de relación que nos gusta establecer con los artistas. Intentamos trabajar juntos para llevar las cosas a otro nivel, con la ambición de llegar todo lo lejos que se pueda”, cuenta Romagosa.

“Nos gusta que la relación se desarrolle en el largo plazo también, no sólo puntualmente”, infiere, lo que explica que para Rosalía hicieran todos los vídeos más icónicos de ‘El Mal Querer’, un álbum en formato historia que Canada traslada a lo visual de la misma manera, como un relato con unos códigos y un sentido en el que nada es azaroso.

Rosalía en ‘TKN’, su reciente trabajo con el artista estadounidense Travis Scott con vídeo producido por Canada, nominado en los Latin Grammy 2020.

Sobre el estilo ‘diferente’, tanto en los vídeos como en los artistas, que parece ser la única constante en la filmografía de la marca, Romagosa indica: “En el mundo en que vivimos, con tanta saturación de información, o tienes un estilo propio o te va a resultar muy difícil sobrevivir. Pero no se trata tanto de trabajar para convertirse en algo de manera forzada, más bien se trata de encontrar tu voz como artista, director o núcleo creativo, sólo así podrás ofrecer algo auténtico y genuino”.

OBJETIVO: EL MUNDO ENTERO

The Weeknd, Tame Impala, Dua Lipa o Katy Perry. Son el top, en la meca estadounidense de la industria del entretenimiento. Y escogen a Canada. Es todo un orgullo ver a una firma española/catalana estampada en videoclips de todos ellos. Sobre si se consideran algo así como embajadores del talento español, Romagosa dice: “Nosotros no pensamos en términos de marca España o marca Catalunya. Pero sí somos españoles por el mundo, lol. Unos más de aquí, otros más de allí, pero desde luego nuestro origen marca nuestra forma de pensar y hacer, tanto en lo creativo de las películas como en lo creativo de la estrategia y el negocio”, detalla.

“Yo soy un pequeño Willy Fog, todo el día de aquí para allá, y personalmente me siento un poco embajador de mi tierra“, admite Romagosa, que viajó por la alfombra roja de los Premios Grammy de 2018 en Nueva York junto a sus compañeros.

“No pensamos en términos de marca España o marca Catalunya. Pero sí somos españoles por el mundo”

Preguntamos a Oscar cómo alcanza Canada los tratos con estrellas como Katy Perry (‘Harleys in Hawaii’) o Dua Lipa (‘Physical‘): “Es el trabajo el que llama al trabajo. En el caso de Dua Lipa me consta que es fan del vídeo que en su día hicimos para Tame Impala. Con Katy Perry había habido algunos intentos e incluso alguna propuesta que no se había materializado hasta que, al fin, este año pasado salió por fin la colaboración”.

Katy Perry en ‘Harleys in Hawaii’, producido por Oscar Romagosa.

Romagosa guarda una pulla para las instituciones, y es que reconoce que la “labor internacionalista” de la marca es, cuanto menos, “exigente”: “Tengo que decir que jamás he sentido ningún tipo de apoyo institucional a nuestro esfuerzo […], la verdad, a pesar de que realmente la tarea es exigente y, a mi modo de ver, sería muy conveniente un cierto tipo de acompañamiento institucional, cuanto más activo y eficiente mejor“, reconoce.

FUTURO PARA CANADA

Difícilmente va a parar la pandemia de coronavirus a una empresa con oficinas en Londres y Barcelona que ya es conocida internacionalmente. Aun así, no está de más preguntar. “El COVID ha tenido un impacto brutal en nuestra actividad, que durante casi tres meses se vio reducida como un 80%. Pero lo cierto es que después del lockdown poco a poco se ha ido pudiendo ver una recuperación clara”, explica Romagosa. El productor explica qué medidas se toman ahora en los sets: “Hemos sido muy obsesivos con la vuelta a la actividad, imponiendo un protocolo propio basado en la realización de controles exhaustivos, tanto de PCR como de otros tipos de test”.

“Sabemos que el riesgo nunca será cero, pero pensamos que con una buena metodología y un poco de suerte se puede reducir la incidencia a niveles equivalentes a otros riesgos más asumibles, como el de tropezarse y romperse un brazo, por ejemplo. En eso estamos”, detalla.

“El COVID ha tenido un impacto brutal en nuestra actividad, que durante casi tres meses se vio reducida como un 80%”

Aun así, terminamos con una positividad que merece la “cantidad de curro acumulado” de la productora: “Es cierto que el parón que hemos tenido no deja de ser totalmente externo a la economía. Quizás, cuando se vuelva a coger una cierta velocidad de crucero, aunque sea a medio gas […] vayamos todos de cabeza otra vez”. Concluimos pues con la reflexión final que hace Romagosa: “La única cosa buena de esta crisis es que ha demostrado que somos, en lo que verdaderamente importa, todos iguales”.