Será cuestión solo de marketing, pero cada vez más marcas como Oysho, H&M, Primark o Zara apuestan por campañas reales que se fijan en todo tipo de mujeres para hacer de modelos. Los estereotipos de belleza están cambiando y quieren incluir a más variedad de cuerpos.

Esta diversidad de siluetas, de razas y de estilos de mujer hace que te sientas más identificada con ellas y que quieras comprar su ropa.

Las imperfecciones ya no se ocultan ni se corrigen con Photoshop, sino que las marcas muestran sin tapujos estrías, celulitis, marcas, pecas y arrugas en sus campañas de publicidad y en las modelos que aparecen en su catálogo de internet.

Nike, deporte para todas

Nike Oysho deporte para todas

La marca deportiva Nike lanzó hace tiempo una campaña de sujetadores deportivos con modelos diferentes a las que suelen protagonizar este tipo de anuncios.

Todo el mundo puede hacer deporte, sea cual sea su talla, y ver mujeres así es toda una inspiración para las demás. Los cuerpos en forma no necesariamente tienen por qué estar delgados.

De esta manera Nike busca lo mismo que Oysho, acercarse a más público y hacer que éste se sienta identificado, y en definitiva, vender más que actualmente.