La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha anunciado este martes una nueva reducción del programa de emisiones del Tesoro en 5.000 millones de euros, por lo que la emisión neta se situará en 110.000 millones de euros.

Así lo ha anunciado Calviño durante la clausura del I Congreso Internacional Digital de Directivos, organizado por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD), en el que ha adelantado que el Tesoro modificará por tercera vez en lo que va de año su programa de emisiones para el ejercicio como consecuencia de la crisis del Covid.

El programa fue revisado en mayo al alza en 100.000 millones como consecuencia de las mayores necesidades por la crisis del Covid-19, pero se varió de nuevo el pasado 8 de octubre para reducirse en 15.000 millones.

De este modo, sobre la previsión de emisión neta de 130.000 millones anunciada en mayo para hacer frente a las necesidades adicionales motivadas por el Covid-19, la emisión neta se situará en 110.000 millones de euros y la emisión bruta en unos 277.000 millones de euros.

Calviño ha indicado que estas menores necesidades de financiación se explican por una evolución de los ingresos más favorable que la prevista a principios de octubre, con mayores ingresos tributarios ante la recuperación de la actividad económica a partir del tercer trimestre. Además, las amortizaciones anticipadas por parte de las CCAA de préstamos de los Fondos de Financiación de las CCAA han continuado.

Esta reducción conllevará la no convocatoria de la subasta de Bonos y Obligaciones prevista para el 17 de diciembre, mes para el que hay previstas dos emisiones, según ha indicado Calviño.

INVERSIONES Y REFORMAS DE RECUPERACIÓN DESDE EL 1 DE ENERO.

La vicepresidenta tercera ha subrayado que se trata de una “noticia importante” desde el punto de vista de la justicia intergeneracional, ya que la deuda pública supone un “esfuerzo colectivo” puesto que será asumida en “buena parte” por las generaciones más jóvenes, de forma que ha instado a acometer “inversiones de futuro”.

De hecho, ha asegurado que el Gobierno tiene la intención de empezar a desplegar medidas del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, junto a inversiones para movilizar la inversión privada y reformas estructurales, a partir del 1 de enero de 2021 si se aprueban los Presupuestos, con independencia del momento en el que se aprueben en Bruselas los textos, se produzcan las ratificaciones y empiece a fluir la liquidez de los fondos.

EMISIÓN RÉCORD EN 2021.

Conforme a las proyecciones del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado de 2021, la emisión bruta por parte del Tesoro Público registrará el próximo año una nueva cifra récord de 299.138 millones de euros, un 6% más que el ejercicio anterior.

El endeudamiento neto del Tesoro Público en 2021 ascenderá aproximadamente a 110.000 millones de euros; las letras aportarán alrededor de 10.000 millones de financiación neta, mientras que los bonos y obligaciones del Estado, junto con el resto de deudas en euros y en divisas, aportarán los restantes 100.000 millones para cubrir la totalidad de las necesidades de financiación neta previstas.

La semana pasada el secretario general del Tesoro y Financiación Internacional, Carlos San Basilio, avanzó que el organismo realizará en 2021 su primera emisión de un bono ‘verde’ que se prevé que sea sindicada y de entre 5.000 y 10.000 millones de euros, según “el apetito” que presente el mercado en ese momento, aunque con la intención de alcanzar un nivel de liquidez de 20.000 millones a largo plazo con sucesivas reaperturas.