CaixaBank ha adoptado todas las medidas necesarias para seguir estando al lado de sus clientes, accionistas, empleados y de la sociedad en general, ante la pandemia del coronavirus.

Como proveedor de servicios esenciales, la entidad ha puesto a disposición de los clientes la mayor red de cajeros en España, con más de 9.000 terminales, y la red de oficinas, abiertas para aquellas gestiones imprescindibles. Para facilitar la gestión financiera a sus clientes y garantizarles que puedan seguir operando con toda comodidad, desde la entidad se ha reforzado el servicio de banca on-line CaixaBankNow.

A continuación te contamos las principales medidas que Caixabank ha adoptado en beneficio de todos. Con éstas, CaixaBank intenta mitigar los efectos económicos del coronavirus y poner en valor el esfuerzo de todos los empleados para estar al lado de la sociedad en estos momentos tan difíciles.

2Con los mayores

CaixaBank ha establecido medidas especiales para atender de manera prioritaria en sus oficinas a los 1,8 millones de clientes con pensión domiciliada. Dichas medidas son las siguientes:

  • ha adelantado los pagos de las pensiones estatales del mes de abril en 10 días.
  • ha potenciado el uso del canal online CaixaBankNow y la atención a distancia y ha establecido un sistema especial de información y organización de citas previas para facilitar la retirada en efectivo del importe de la pensión.
  • este plan complementario se ha diseñado mediante la aplicación de técnicas de inteligencia artificial, que han permitido detectar los servicios y soluciones más demandados por las personas mayores en las oficinas bancarias.
  • ha ampliado cuatro meses, hasta finales de junio, la realización de algunas operaciones que solo se pueden formalizar con una visita presencial al gestor, como el control de vivencia.
  • ha implementado medidas como la no devolución de los recibos de servicios básicos, incluso aunque la cuenta esté en descubierto.
  • ha activado una iniciativa solidaria para contactar telefónicamente con aquellos clientes de más de 75 años que viven solos para no solo resolver sus dudas sobre servicios financieros, sino también para transmitirles su apoyo en estos momentos difíciles.