CaixaBank

En CaixaBank están esperanzados con el crecimiento que en estos momentos exhibe la economía española. “Tiene un grado de crecimiento muy razonable y positivo”, ha comentado Jordi Gual, presidente de la compañía. Desde la firma consideran que la “desaceleración está capeando” y son optimistas de cara a 2019, donde esperan un crecimiento del 2,3%.

En este sentido, ha remarcado que el segundo trimestre del año refleja “una velocidad de crucero del 2,4%, con una demanda interna potente, sostenida con una evolución favorable del mercado laboral y también gracias a las inercias heredadas de los vientos de cola que hemos tenido durante los últimos años”.

Gual ha previsto un crecimiento económico en España en el ejercicio de 2019 del 2,3% y ha augurado que será algo inferior el próximo año, del 1,9%.

En cuanto a la situación económica de Navarra, ha resaltado que “los datos macro demuestran una economía que va por encima de la economía española tanto en términos de crecimiento del PIB como en términos de creación de empleo, con un grado de inclusión social muy elevado”. “Esta es una economía diversificada, potente, para la cual si continuamos trabajando, el futuro pinta bien y es positivo”, ha vaticinado.

Así lo ha señalado el presidente de CaixaBank en una conferencia que ha ofrecido este jueves en la sede de la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN) en Pamplona, en la que ha apostado por “reforzar la confianza en nuestro sistema económico y político”.

En su opinión, “se debe reforzar la confianza en la economía social de mercado y en la democracia parlamentaria”, algo “importantísimo” ante “el aumento de la visión negativa y la desconfianza respecto al sistema del que nos dotamos hace 40 años con la Constitución del 78 y la transición”.

Para el presidente de CaixaBank, detrás de esa desconfianza “está cierta fragmentación política con la cual hemos de convivir que dificulta alcanzar consensos”. Ha afirmado, además, que “muchas personas a lo largo de los últimos años tienen la sensación de haber perdido la capacidad de dirigir sus vidas, tanto en materia profesional como personal”.

RETOS DE FUTURO

En cuanto a los retos de futuro, Jordi Gual ha defendido que hay que “seguir perseverando en líneas de actuación que nos han permitido estos años tener unos resultados mejores que el conjunto de la zona euro”. En este sentido, ha considerado que España “debe enfatizar las mejoras en la productividad del país, que son la fuente de la competitividad exterior y al final la fuente que nos va a permitir ir reduciendo la deuda externa, que es aún excesivamente elevada”.

A su juicio, “ese esfuerzo en productividad y competitividad exterior es la mejor garantía para que nos mantengamos protegidos frente a posibles ‘shocks’ externos que puedan suceder especialmente si la unión monetaria no avanza en términos de su finalización”.

Ha pedido, además, que “no nos dejemos engañar o deslumbrar por primas de riesgo muy bajas, como estamos gozando a lo largo de estas últimos meses; o deslumbrar por tipos de interés a largo plazo muy bajos que nos están viniendo por la evolución de la política monetaria global y por los riesgos geopolíticos”.

“Eso puede cambiar y, por tanto, tener una economía saneada es fundamental para afrontar esos riesgos”, ha subrayado Gual, para quien “el trabajo, la productividad, la competitividad y la reducción de la deuda externa es importante al igual que lo es continuar el esfuerzo que se ha hecho estos años poniendo en orden las finanzas públicas”.

A este respecto, ha agregado que “las finanzas públicas en España han mejorado y se va reduciendo el déficit público”, pero ha remarcado que “no hay que desfallecer y hay que continuar”. “Todo el esfuerzo de rigor fiscal que hagamos será positivo ante posibles riesgos”, ha planteado.

También ha reclamado Gual que “continúe la lucha contra el paro, un cáncer para nuestra sociedad” y ha destacado que “debe continuar casi más por razones sociales que por razones económicos, que también”.

Asimismo, el presidente de CaixaBank ha hablado de la situación de las pensiones, sobre las que le ha preguntado uno de los asistentes a la conferencia. A su juicio, hay dos soluciones “fundamentales” ante el aumento de las necesidades de recursos del sistema, la primera “pactar adecuadamente una prolongación y adecuación de la vida laboral de las personas a sus capacidades”. La segunda medida que ha defendido son los fondos de provisión privada, que “requieren un examen a fondo tanto como elemento de complemento como de diversificación”.

EUROPA, “FUENTE DE INCERTIDUMBRE”

Por otra parte, respecto a la situación política de Europa, el presidente de CaixaBank ha afirmado que es “fuente de incertidumbre”, ya que, según ha dicho, “por un lado, es plausible esperar que se llegue a alguna solución razonable sobre el Brexit, pero de ningún modo está garantizado”.

Ha señalado, además, que “también es previsible que Italia con su gobierno errático de difícil prevención se mantenga dentro de las coordinadas exigidas por la UE en términos de estabilidad presupuestaria, pero tampoco está garantizado”.

Por tanto, según ha expuesto Gual, “este contexto debiera servir a los líderes europeos como un acicate para tener mayor ambición de cara a futuro, especialmente en lo que se refiere a la zona euro”. “Hay grupos parlamentarios que plantean enfoques de mínimos, pero es todo lo contrario. Se debe ir a un enfoque de máximos que termine la construcción de la unión bancaria y aquellas dimensiones que no están finalizadas de la unión monetaria”, ha planteado.