CaixaBank

Cuenta atrás, el próximo 1 de diciembre se celebra la Junta Extraordinaria de Accionistas para aprobar la operación de fusión por absorción de Bankia por CaixaBank. Será entonces cuando nazca el primer banco de España por volumen de activos. Aunque se prevé que la operación se complete el primer trimestre de 2021.

Estas compañías ya han adelantado datos como el número de clientes que tendrá la entidad resultante, la cuota de mercado en depósitos, créditos o hipotecas, la necesidad de hacer ajustes para reducir la red de sucursales y empleados, así como la composición del consejo de administración.

Peo precisamente la composición del consejo del nuevo CaixaBank era uno de los puntos que más interés generaba, sobre todo, porque debía cumplir con las exigencias de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

LOS CAMBIOS DEL REGULADOR

El regulador español cambió la normativa de género, elevando del 30% al 40% el número de miembros del consejo de administración de las cotizadas que deben ser mujeres. La CNMV quería que las empresas que cotizan en Bolsa cumplieran con este objetivo este 2020, pero decidió someterlo a consulta púbica y dado que algunas empresas ni si quiera llegaban al 30% y otras lo superaban por poco, parecía poco realista pedir el 40% de forma instantánea.

De manera que el pasado mes de junio, decidió dar dos años más para que las compañías de la Bolsa española alcancen el 40% de mujeres consejeras. Para no tener que hacer una nueva modificación el año que viene, lo lógico era que el nuevo CaixaBank dejara hecha esta tarea, pero la duda estaba en el aire pues hasta hace un mes, y atendiendo a la información que ya se había hecho pública, se sabía que el nuevo consejo estaría compuesto por 15 miembros y que solo cinco eran mujeres.

Teniendo en cuenta estas cifras, el género femenino tendría un 33% de representación y necesitaban una mujer más para alcanzar el 40% y no tener que hacer más cambios. La suerte llegaba hace justo un mes, cuando el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) decidía proponer a Teresa Santero para incorporarse al consejo de administración de la entidad fusionada en calidad de consejera dominical de BFA.

SEIS MUJERES

Ahora, con seis mujeres de un total de quince miembros, el nuevo CaixaBank se adelanta al objetivo del 40% previsto para 2022. En el gobierno corporativo del nuevo banco, el presidente ejecutivo será José Ignacio Goirigolzarri y el consejero delegado, Gonzalo Gortázar.

A ellos se suman tres consejeros dominicales, Tomás Minuesa (CriteriaCaixa), José Serna (CriteriaCaixa) y Teresa Santero (BFA Bankia). Y nueve consejeros independientes, María Verónica Fisas (CaixaBank), Cristina Garmendia (CaixaBank), María Amparo Moraleda (CaixaBank), Eduardo Javier Sanchiz (CaixaBank), John Shepard (CaixaBank), Koro Usarraga (CaixaBank), Joaquín Ayuso (Bankia), Francisco Javier Campo (Bankia) y Eva Castillo (Bankia).

También habrá un consejero externo, Fernando María Costa Duarte, que es presidente no ejecutivo de BPI.

¿CÓMO ESTÁN AHORA?

La situación va a mejorar, porque de manera independiente Bankia no cumple con los objetivos marcados por la CNMV, si bien, solo tiene a dos mujeres dentro de un consejo de 12 miembros. Todo lo contrario que CaixaBank, que puede presumir de ser el único banco del Ibex 35 que cuenta con seis mujeres en un consejo de administración compuesto por 15.

El Banco Santander es el único banco que cuenta con una presidenta al frente, Ana Botín. Pero la balanza no está aún equilibrada, ya que de los 15 miembros del consejo de administración (incluyendo el vicepresidente y consejero delegado) el 66% son hombres. Una cifra que comparte con BBVA. De los quince miembros del consejo, hay cinco mujeres. Y además, el presidente, vicepresidente y el CEO son hombres.

Bankinter refleja una situación mejor. Es la única entidad donde la consejera delegada es mujer (María Dolores Dancausa) y además hay otras tres mujeres en el consejo, frente a seis hombres. Aunque los dos cargos de presidencia son masculinos.

Sabadell se lleva la peor parte. El banco catalán cuenta solo con tres mujeres dentro de un consejo compuesto por quince. Por lo que tiene tarea de cara a su fusión con BBVA. Si no quieren tener que hacer modificaciones, podrían adelantarse a los planes del regulador español tal y como ha hecho el nuevo CaixaBank.