Jordi Gual CaixaBank insignia de oro

CaixaBank se adelanta a los planes de la CNMV y se convierte en el primer banco en superar el 40% de mujeres en su consejo de administración. El regulador español había dado de plazo hasta fin de año para que las cotizadas españolas elevaran del 30% al 40% la presencia femenina entre sus miembros.

“El objetivo de este año ya está cumplido” ha destacado el presidente de la entidad, Jordi Gual, en la junta general ordinaria de Accionistas que se celebra este viernes. Con los últimos cambios, la entidad cuenta con 15 consejeros y 6 son mujeres.

La escasez de mujeres en la alta dirección de las empresas preocupa a Europa y en 2012 la Comisión Europea propuso una legislación para aumentar la presencia de mujeres (hasta el 40%) en puestos de dirección de las empresas que cotizan en Bolsa.

Con el mismo objetivo, la Comisión que preside Sebastián Albella decidió incluirlo en el Código de Buenas Prácticas de las sociedades cotizadas españolas. Es voluntario, pero en caso de incumplirse, las empresas deben explicar los motivos.

En estos meses, todas las compañías aceleran para cumplir con la igualdad de género pero en los bancos del Ibex 35 la desigualdad se mantiene en salarios y puestos de dirección. De hecho, entre las 6 entidades (Santander, BBVA, Sabadell, CaixaBank, Bankia y Bankinter) solo hay una presidenta y una consejera delegada frente a 5 presidentes, 6 vicepresidentes y 5 consejeros delegados.

CAIXA ANTE EL COVID-19

Durante la junta, el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha aprovechado para hacer balance de las medidas que está adoptando el banco para ayudar a solventar la complicada situación financiera que atraviesan miles de familias y empresas.

El banco se ha mantenido operativo con el 90% de las oficinas abiertas, ha adelantando al día 15 de cada mes el abono de las pensiones y las prestaciones por ERTE al día 3. Hasta la fecha ha gestionado 12.000 millones de euros en créditos con aval del ICO en 143.800 solicitudes.

Además de 344.000 solicitudes de moratoria, tanto hipotecaria como de otros préstamos al consumo, y ha atendido a 4.300 familias con la condonación de alquileres, así como a 3,2 millones de clientes con el anticipo del pago de la prestación por desempleo y las pensiones.

LA IMPORTANCIA DE EUROPA

El presidente de la entidad ha destacado que las políticas económicas que se han implementado ante la crisis del coronavirus van en la dirección correcta, pero la situación actual merece “un esfuerzo fiscal coordinado y sustancial a nivel europeo”.

La implementación de “mecanismos de compartición del gasto entre países para evitar la distorsión del mercado único” es una solución, por ello ha dado el visto bueno a la iniciativa del presidente francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel, de crear un fondo de 500.000 millones de euros destinado a las regiones y sectores más afectados por la pandemia: “Es muy positivo y deseable que saliera adelante”.

También ha tenido palabras para el Banco Central Europeo (BCE), la entidad recomendó que no se pagara dividendo y CaixaBank ha mostrado “prudencia” con su decisión ante las circunstancias que nos encontramos, pero la retribución del accionista “es y seguirá siendo una prioridad”. El banco continúa con el compromiso.

Además ha puesto en valor la contundencia de su respuesta con programas de compras de deuda pública, inyecciones de liquidez al sistema financiero y la relajación de los requisitos prudenciales.

UN FUTURO IMPREVISIBLE

En este sentido, el presidente del banco ha sostenido que para la integridad de la zona euro, “es fundamental que el BCE continúe garantizando que su política monetaria se transmite con efectividad a todos los países de la Eurozona, independientemente de su situación fiscal”.

Gual ha afirmado que la incertidumbre generada por el coronavirus dificulta dar previsiones sobre el futuro de la economía, ya que la recuperación dependerá de la contención del virus, el acceso a una posible vacuna y a la efectividad de políticas económicas.

En el mejor de los casos, tanto España como Portugal, se encuentran ante un descenso de la actividad “peor que la gran recesión”, pero con una recuperación será más rápida. Las caídas pueden ser de dos dígitos “en el peor de los casos”, pero todo dependerá de la contención del virus y el acceso a una vacuna o terapias efectivas.

“En CaixaBank estamos preparados para contribuir a la recuperación económica cubriendo las necesidades de financiación de nuestros clientes, ofreciendo ayuda a aquellos que más la necesitan e intensificando nuestra labor social”, ha asegurado.

Comentarios de Facebook