Caixabank prejubilaciones voluntarias

Los empresario o autónomos que quieran disponer de la financiación que ofrece la línea de Avales del Estado gestionado por ICO para paliar los efectos económicos del Covid-19, podrán solicitarlo desde este lunes 6 de abril.

Para garantizar la liquidez hasta la puesta en marcha de esta Línea de Avales, el Consejo de Ministros reforzó las líneas del ICO que ya estaban operativas antes de la crisis sanitaria, doblando a 400 millones de euros la línea específica para el sector turístico, que además se extendió a todo el país, e incrementando en 10.000 millones la capacidad de préstamo en el resto de líneas del ICO.

La Línea de Avales se aprobó con una dotación de hasta 100.000 millones de euros. El primer tramo activado tiene un importe de 20.000 millones de euros, de los cuales el 50% se reserva para garantizar préstamos de autónomos y pymes. 

LÍNEAS ABIERTAS HASTA SEPTIEMBRE

Las entidades financieras deberán mantener abiertas las líneas de circulante de sus clientes hasta el 30 de septiembre. Además, deberán transferir a sus clientes el beneficio derivado del aval público, en forma de menores intereses o mayor plazo, entre otras opciones.

Para asegurar un adecuado reparto de los avales entre los operadores financieros (entidades de crédito, establecimientos financieros de crédito, entidades de pago y entidades de dinero electrónico) se ha aprobado una distribución separada de los dos tramos.

En cada uno de ellos, el importe se distribuirá entre cada entidad financiera en función de su cuota de mercado a cierre de 2019, por un lado, en relación al crédito a autónomos y pymes y, por otro lado, a grandes empresas. También tendrán acceso a esta línea las entidades financieras que a cierre de 2019 no tuvieran saldo de crédito registrado en el Banco de España. Se les reservará una cuota agregada del 1%.

Una vez se haya utilizado este primer tramo, el Gobierno habilitará un nuevo tramo, cuyas características se determinarán en su momento.