La caída de las reservas de viajes internacionales se ha estabilizado en torno al -65% anual
La caída de las reservas de viajes internacionales se ha estabilizado en torno al -65% anual

La caída de las reservas de viajes internacionales se ha estabilizado en torno al -65% anual, según los datos de tendencias sobre búsquedas de viajes en Europa elaborados por la firma Sojern que indican que Portugal vuelve a estar en la agenda de muchos turistas por su control de la epidemia, mientras que Croacia se resiente por las restricciones anunciadas por su Ejecutivo.

La popularidad de los destinos de vacaciones europeos de verano y otoño fluctúan a medida que los viajeros de todo el mundo reaccionan a las restricciones de viaje que cambian rápidamente y las reaperturas de zonas o países al turismo.

Dado que los casos de Covid-19 en Portugal actualmente se mantienen estables, las vacaciones portuguesas han regresado a los deseos de muchos turistas de todo el mundo. El establecimiento de corredores de viaje seguros, por ejemplo con países como Reino Unido, ha aumentado la confianza global en viajes a Portugal por parte de los viajeros.

Por otro lado, países como Austria y Croacia están viendo un aumento de casos de coronavirus, lo que significa la reintroducción de reglas de cuarentena para los viajeros que entran y salen de estos países. Como consecuencia muchos visitantes han decidido modificar sus vuelos y vacaciones para evitar cuarentenas al llegar a sus países de origen.

Los viajeros a Grecia de momento se mantienen, aunque la posibilidad de entrar en la lista de países con cuarentena puede afectar a las reservas turísticas que se realicen para este otoño.

El anuncio de restricciones de viaje hacia y desde Croacia parece haber tenido un impacto instantáneo en la intención y la confianza del viaje. Así las búsquedas y reservas han disminuido hasta el -34% y el -53% respectivamente lo que es reflejo de la volatilidad del mercado turístico en función de las circunstancias.

No obstante las reservas a Portugal, Grecia y Croacia alcanzan altos niveles interanuales, con Grecia y Portugal alrededor de un 20% por debajo de las reservas del mismo período en 2019, mientras que las reservas en Croacia aproximadamente un 55% por debajo de los volúmenes de 2019.

Con todo ello las fluctuaciones en las búsquedas y las reservas de viajes internacionales se han estabilizado en torno al -65% interanual. Aunque esto no se acerca a las cifras de 2019, a mediados de abril, cuando el impacto de COVID-19 en los viajes estaba en su punto más alto, los volúmenes llegaron a bajar hasta un 85% interanual.

El informe considera que esta es una señal positiva de que la confianza de los viajeros internacionales en los viajes europeos no se está deteriorando a medida que continúan aplicándose restricciones locales.

Al comparar las búsquedas y reservas globales de hoteles en los principales países europeos, Francia es la que muestra más signos positivos de recuperación.

Tanto las búsquedas como las reservas son más altas a nivel interanual, en comparación con las de propiedades en Alemania, España, Italia y el Reino Unido. La intención de viaje ahora es solo un 15% inferior a la de 2019, y la confianza de viaje se sitúa en un -35% interanual.

En el país galo las búsquedas nacionales de hoteles aumentaron un 20% interanual, en comparación con el -70% en las búsquedas internacionales.Niza y Lyon encabezan la lista de destinos franceses populares. Por el contrario, París está experimentando niveles más bajos de reservas quizás porque los viajeros busquen viajes a destinos menos poblados con menor riesgo de transmisión del virus.