La retribución media bruta en las grandes empresas que operan en España subió un 1,3% en el mes de octubre, tres décimas más que en septiembre y un nivel similar a los incrementos pre-Covid, al tiempo que el empleo registró una caída del 4,8%, el menor descenso desde el inicio de la pandemia, a pesar de que la caída de las ventas se intensificó al 5,3%.

En lo que va de año las ventas han caído un 10,3%, en paralelo a una disminución del empleo del 5,4% y una ligera subida del 0,1% de los salarios.

Así se desprende de la última encuesta ‘Ventas, empleo y salarios de las grandes empresas’, elaborada por la Agencia Tributaria, que explica que el “perfil de recuperación” del empleo es algo más intenso que el experimentado por las ventas y se produce después de un par de meses en los que parecía haberse agotado el efecto de la reincorporación de los trabajadores en ERTE a sus empresas.

La AEAT cree que la entrada en vigor de la nueva regulación de los ERTE ha podido tener que ver con la menor pérdida de empleo. La estadística refleja una caída del empleo en las grandes empresas del 4,8% en el décimo mes del año, por lo que registra su menor descenso desde el inicio de la pandemia, en comparación al retroceso de septiembre (-5,2%), agosto (-5,3%), julio (-6,2%), junio (-8,9%), mayo (-13,1%) o abril (-13,7%), aunque sigue lejos de los datos de marzo (-0,1%), febrero (+1,8%) y enero (+1,8%).

En cuanto a los salarios, achaca el repunte de los mismos a la reincorporación de los trabajadores a sus empresas y al fuerte cambio” en el peso de los distintos sectores productivos, siendo los más dañados aquellos con niveles salariales más bajos.

En los últimos meses, con el progresivo retorno a la actividad de los afectados por los ERTE, el rendimiento medio se ha recuperado, registrándose un incremento en octubre del 1,3%, muy similar al de septiembre (+1%) y en el entorno de las subidas que se observaban antes de la irrupción del Covid.

Deja atrás por tanto las tasas negativas del periodo marzo (-1,4%), abril (-1,6%) y mayo (-1,4%) y las muy contenidas de los meses sucesivos, con un alza del 0,2% en junio y julio.

En tasa intermensual, el empleo subió un 0,6% en octubre, intensificándose la subida respecto a septiembre (+0,2%), pero moderándose en relación a agosto (+1,2%), julio (+3,1%) y junio (+5,1%), mientras que los salarios repuntaron un 0,4%, frente alza del 0,3% de septiembre, el alza del 0,7% de agosto, la estabilización de julio, pero por debajo del alza del 1,6% de junio.

De esta forma, en lo que va de año el empleo en las grandes empresas ha caído un 5,4% y los salarios han subido un 0,1%.

Por su parte, las ventas totales de las grandes empresas, deflactadas y corregidas de variaciones estacionales y de calendario, descendieron en octubre un 5,3%, una décima más que en el mes anterior.

La AEAT apunta que el dato supone la confirmación de un cierto estancamiento en los últimos meses en el proceso de recuperación que se vivió en los meses de junio y julio tras los periodos más afectados por el estado de alarma. Esta relativa estabilidad se observa, sobre todo, en el componente interior.

Concretamente, las ventas totales cayeron un 5,3% en octubre, un 5,2% en septiembre y en agosto, un 7,1% en julio, inferior a las caídas de junio (-12,1%) y especialmente mayo (23,3%), abril (-32,6%) y marzo (-12,5%). En lo que va de año las ventas presentan una merma del 10,3%.

Dentro de estas, las ventas interiores retrocedieron un 4,6% en octubre, tres décimas más. Entre tanto, las exportaciones se redujeron un 6,3% en octubre, frente al descenso del 8% de los tres meses previos.

Esto es consecuencia de la recuperación en las ventas destinadas a terceros países (-13,9%, frente al -17,1% precedente), así como la vuelta al terreno positivo de las exportaciones dirigidas a la UE, que mostraron avance del 0,7%, algo que no se observaba desde febrero de 2020, el mes previo al periodo con mayor impacto de la pandemia. Las importaciones moderaron su caída al 1,2%.

A nivel intermensual, las ventas totales repuntaron un 0,1%, lo mismo que el mes previo, después de que las ventas interiores creciesen un 0,5% y las exportaciones subiesen un 2,9%, en tanto que las importaciones repuntaron un 6,3%.

Por último, en lo que va de año las ventas interiores caen un 9,7%, mientras que las exportaciones bajan un 12,2% y las importaciones ceden un 10%.