Google: buscador de Internet

Cuando se comenzaron a publicar webs en Internet y se crearon los servidores DNS para localizar nombres de dominio, el contenido era bastante escaso. Pero poco a poco las webs fueron aumentando en número y se hizo necesario crear índices y buscadores como Google. Estos motores de búsqueda indexan de forma automática todo el contenido de la red mediante bots para localizar lo que buscas.

Uno de los primeros en aparecer fue Wandex, luego vinieron otros como Yahoo y Bing, hasta que Google se coronó como el rey indiscutible. Actualmente, el buscador de Alphabet Inc. posee el honor de sustentar más del 70% de las búsquedas que se hacen por Internet, dejando a los contrincantes muy lejos.

Alphabet es la multinacional estadounidense que se ha creado para englobar a distintas subsidiarias tecnológicas. Aunque su principal spinoff es Google, así Alphabet se “deshace” de este nombre para llegar a más mercados…

En la actualidad, el ranking de popularidad de los buscadores de Internet sería encabezado por Google seguido de Bing, Baidu, Yahoo!, Yandex, Ask.com y el buscador libre DuckDuckGo. Éste último se ha posicionado tras los escándalos de los datos que recaudan y comparten los motores de búsqueda sobre ti y lo que buscas, ya que ofrece mayor privacidad y anonimato.

Con la deepweb y darkweb también han aparecido otros motores de búsqueda especiales para estas zonas inhóspitas de Internet. Y por supuesto, el floreciente IoT o Internet de las Cosas, también ha dado otros buscadores como Shodan, capaz de buscar dispositivos conectados en todo el mundo.

Los buscadores de Internet que están superando a Google

Pero independientemente de todos estos motores de búsqueda, últimamente la forma en la que hacemos las cosas está cambiando. Por ejemplo, con los altavoces inteligentes y asistentes personales les encomendamos las búsquedas a estos sistemas de IA.

Además, con la masificación de Internet, los buscadores tradicionales cada vez son menos precisos y más inútiles al no permitirte apartar el grano de la paja. A pesar de que Google admite Google Dorks para filtrar y afinar sus búsquedas, cada vez tenemos necesidades más complejas para encontrar lo que buscamos (un dato, una página concreta, pareja, estadísticas,…).

Los buscadores ofrecen resultados, pero ¿realmente es lo que buscabas o necesitabas? Para resolver todos estos problemas han llegado nuevos buscadores que están sustituyendo y superando a los tradicionales, analizando más cantidad de datos para concretar más lo que se busca y no basados en texto. Algunos ejemplos son:

Elasticsearch

Para navegar por la inmensidad de Internet, Google se ha quedado atrás frente a buscadores como el proyecto de código abierto Elasticsearch. Permite buscar en el inmenso Big Data y mostrar de forma legible lo que buscas.

Básicamente es un motor de búsqueda y análisis usado especialmente en el mundo empresarial y científico, aunque también lo pueden usar usuarios particulares. Ofrece búsquedas extremadamente rápidas y muy precisas.

Una API fácil de usar para los desarrolladores, sus actualizaciones de índice en tiempo real, y soporte para varios lenguajes son algunas de sus características más preciadas…

Solr

El proyecto Apache también ha creado otro interesante proyecto basado en Lucene, igual que ocurre con Elasticsearch. Su nombre es Solr y es una de las herramientas más populares para integrar motores de búsqueda verticales.

Solr comparte gran cantidad de características con Elastic, entre ellas que es otro proyecto de código abierto. Y el interés de muchas compañías para obtener y analizar datos de forma inmediata los están posicionando por encima de Google para estas prácticas.

Google

Google: Así puedes saber si buscan tu nombre

¿Buscan tu nombre en Google? El motor de búsqueda es el más famoso, reconocido y utilizado de todo Internet. Normal que no...

Permite acelerar las búsquedas, con total precisión, permitiendo encontrar datos en fracciones de segundos y basado en un archivo invertido en vez de en las tradicionales bases de datos.