sexo

Después de tener sexo, existen distintas cosas que puedes hacer. A veces, según haya sido de satisfactorio el sexo, te apetecen unas u otras. También depende mucho del tipo de confianza que tengas con la persona con la que te acabas de acostar.

Hay a algunos que les da por vaciar el esfínter de gases cuando acaban de tener sexo, por favor NO LO HAGAS. Por muy bueno que haya sido el sexo, escuchar eso por parte del otro anula todos los puntos que habías ganado.

Pero, ¿qué es lo que se hace después de tener sexo? Hay estudios que dicen lo que la mayoría de las personas hacen. Algunos son recomendables y saludables, y otros no tanto…

Modo romántico post coital

sexo

Cuando continúas enamorado de tu pareja, tener sexo salvaje es de las mejores cosas que te puede suceder. Luego ya viene la rutina, la monotonía, la falta de tiempo, las pocas ganas de escucharlo roncar, etc.

Pero casi el 75% de las personas han confirmado que después de tener sexo lo que les apetece es agarrarse en modo romántico a la pareja y dormir abrazados o haciendo la cucharita, por muy incómodo que eso resulte en la práctica.

Al parecer, seguir en contacto con la persona amada hace que tus noches sean más tranquilas y relajadas después del coito.

Sesión cine en casa

sexo

Tener sexo con tu pareja es de las mejores cosas que existen, pero si a eso le sumas una sesión de series o de películas ya apaga y vámonos.

La mitad de la población ha reconocido que después de tener sexo les gusta encender la televisión y poner algo para ver juntos. No se suele durar mucho despierto, y al día siguiente tienes que ponerlo desde el principio, pero para muchas personas es un mantra a seguir después del sexo.

El único problema que tiene esto de pasar el rato viendo la televisión es que os pongáis de acuerdo en qué ver…

Reponer líquidos

agua

Casi la mitad de las personas ha dicho que lo primero que hacen después del sexo es beber agua. Es algo normal, recuerda que el sexo es una actividad física en la que ejercitas casi todo el cuerpo, sudas y pierdes líquidos.

Tu organismo es sabio, no es que tú tengas ganas de tomar líquidos después de tener sexo, es que tu cuerpo necesita rehidratarse de nuevo. Por lo que beber agua es bastante saludable y casi necesario una vez que has acabado.

Otro motivo por el que beber agua es que hayas estado usando la lengua o la boca para otros menesteres que no sean los de hablar precisamente, entonces a lo mejor también deberías usar un enjuague bucal.

Ropa

sexo

Hay dos tipos de personas después del sexo con respecto a la ropa. Unas se vuelven a vestir rápidamente porque les da pudor o vergüenza que quien te acaba de meter su miembro hasta la campanilla te vea desnudo. Y la otra, la que permanece como Dios lo trajo al mundo mirando el techo con cara de tonto.

Lo cierto es que el 40% de las personas suelen vestirse y el 60% restante juegan a Tarzán en la selva.

También es cierto que quienes permanecen desnudos acaban teniendo sesión doble de sexo, porque el roce hace el cariño.

Momento éxtasis

cama

Como te he adelantado, hay personas que cuando terminan de tener sexo se quedan mirando en un punto determinado del techo intentando ser uno con el universo.

Eso les sucede al 36% de las personas. Si te pasa a ti también no eres tan raro como creías.

Hay personas que se quedan tan satisfechas tras el sexo que evitan no moverse para que no se les pase el subidón.

Conversaciones transcendentales

sexo

No es muy comprensible, pero hay a quien le da por tener sexo y ponerse a hablar sobre la universidad de sus hijos. El 30% de las personas confiesan que el sexo les activa la mente y que necesitan tener temas de conversación importantes en el que la pareja participe y esté involucrado.

El gran problema de tener este tipo de reacción es que si tu pareja es de los que viaja a un mundo paralelo, al final acabaréis discutiendo porque no te hace ni caso.  

Chef

Otra gran manía que tienen muchas personas después del sexo es ponerse a cocinar. Realmente, comer cosas afrodisiacas o excitantes como el chocolate puro, la canela o el anís pueden ayudar a que tu cerebro continúe creando endorfinas y a que el gustito que sientes aumente.

Puede ser que cuando termines de cocinar tu pareja esté más que dormido porque se haya aburrido esperándote y que tengas que comer y ver la televisión solo.

Hambre

sexo

Después de hacer ejercicio el estómago dice: “hola, qué tal”. Así que, tras tener sexo es normal que te entre hambre. Y, además, ganas de comer comida basura y porquerías, no te apetece una ensaladita, precisamente.

El 20% de las personas reconocen que después de practicar sexo les apetece comerse una pizza fría o algo de comida basura similar.

Adiós al romanticismo

sexo

Estamos en la era de las redes sociales. Publicamos absolutamente todo lo que hacemos al día. Hay personas que incluso cuentan en sus redes si tienen sexo o no.

Una feísima costumbre que muchos tienen es la de concluir el acto, estirar el brazo, coger el teléfono y dejarte mirándolo con cara de nutria mientras mira los posts.

Eso están muy, pero que muy mal, y puede ser que lo que empezó bien acabe contigo en el sofá. Por desgracia, casi el 15% de las personas admiten tener esta costumbre.

Repetimos

sexo

He dejado para el final la mejor opción de todas. El remake del sexo. La mejor manera de terminar es continuar tumbados y seguir con los besos y caricias.

Tienes también dos opciones: o sigues donde estás y al final tienes sexo de nuevo, o insinúas que necesitáis una ducha y el sexo ahora es acuático.

De cualquier modo, siempre deberías pensar en la otra persona a la hora de comportarte de una forma u otra cuando termines de tener sexo y no hacer que se sienta incómoda.