gazpacho

Hay múltiples gazpachos en los que se podría incluir el salmorejo, sopa de pan y tomate originaria de Córdoba y cada vez mucho más popular; el ajoblanco (protogazpacho que se prepara antes incluso de que el tomate llegara de América). El gazpacho manchego también es uno de los más importantes y más comidos. Se trata de un guiso de carne que no tiene nada que ver con una sopa fría.

El gazpacho que más ha triunfado y monopolizado es el andaluz. Se ha expandido por todo el mundo como un plato español, aunque hay regiones de España en las que no se ha comido nunca y regiones andaluzas en las que desde siempre ha estado en el menú. Si quieres aprender cómo cocinar estos dos gazpachos tan ricos ¡sigue leyendo las recetas!

Gazpacho andaluz: así lo harás

gazpacho

El gazpacho andaluz es el gazpacho más extendido por todo el mundo. Se prepara con unos ingredientes que tienen la mayor calidad posible, pues se trata en su mayoría de verduras y deben de estar frescas.

Compra lo siguiente en tu supermercado o frutería de confianza: aceite de oliva virgen extra, una cebolla, un pimiento, un pepino, pan (500 gramos aproximadamente), un kilo de tomates, vinagre y sal.

El gazpacho andaluz es el más consumido.

Realmente no hay más que comprar. No es un plato demasiado elaborado, pero hay que saber hacerlo para poder sacarle el máximo partido. Coge el pepino y lo pelas. Córtalo en dados y lo apartas. Coge el pimiento y lo lavas. Este lo cortas en trozos y resérvalo. Los tomates los lavas y los echas en un bol para poder ser triturado todo con la batidora. Una vez que tengas todo preparado echa el pimiento y el pepino. Finalmente, echa un poco de cebolla picada (aunque algunos no la incluyen). Bate y echa la sal y uno o dos dientes de ajo. El pan tiene que ser duro a poder ser y remojado del día anterior. Mezcla todo y echa el aceite y el vinagre a tu gusto.

Para rematar coge un pepino, un pimiento y una cebolla. Corta todas las piezas en trocitos muy pequeños y puedes servir un buen vaso de gazpacho con estos pedazos de aderezo. Sólo es cuestión de gustos. Hay personas que prefieren consumirlo sin trozos y otras que prefieren sentir los tropezones. Puedes probar de las dos formas y quedarte con la que te parezca más apropiada.

El gazpacho manchego

Los ingredientes para hacer el gazpacho manchego son: pollo (300 gramos), conejo (250 gramos), dientes de ajo (3 unidades), una cebolla, un pimiento verde, tomate previamente triturado, agua, hojas de laurel, romero, prebella, clavo, sal, colorante y tostas para gazpachos.

Corta la carne en trozos no muy grandes, así como los ajos y las cebollas. Tienes que añadir aceite de oliva en la olla. Cuando se calienta se sofríe toda la carne hasta que se dore. Cuando se termina se añade la cebolla y los ajos y se dejan dorar durante unos minutos. Se echan las cucharadas de colorante y tomate para ser sofritos y se coloca el laurel y el agua. Se programa todo si usas olla rápida unos 40 minutos.

Se deja reposar y en una paellera se echan todos los ingredientes. Echa la pebrella y el romero. Se incorpora una torta de gazpacho cortada en trozos. Prueba el caldo y sazona con sal. Cocina durante 10 minutos con un fuego medio.

gazpachos

Estos son los mejores gazpachos del supermercado

En épocas veraniegas el consumo de gazpacho se dispara. Es un alimento muy nutritivo y versátil que se puede tomar a cualquier...

Si lo preparas con una olla normal el proceso es igual, pero seguro que necesitarás mucha más agua. Además, echa aceite en la olla y dora la carne. Añade los ajos y la cebolla. Pon el tomate y el colorante. Incorpora un litro de agua. Deja cocinar durante 30 minutos y ve echando más agua. Una vez se tenga el punto de sal se realiza el traslado de la olla a la paellera que has elegido. ¡Seguro te queda un maravilloso gazpacho!