Brexit
Fuente: Bloomberg.

Un Brexit duro le puede salir caro a la Sociedad de Fabricantes y Comerciantes de Automóviles de Reino Unido (SMMT). En un comunicado, este organismo señala que las pérdidas serían de 56.000 euros al día o, lo que es lo mismo, 78 millones de euros al día.

En un informe, la SMMT recalca que el sector del automóvil se enfrentará a pérdidas de miles de millones si finalmente el próximo 31 de octubre se produce la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE) sin acuerdo.

“El fin del comercio sin fronteras puede provocar grandes dificultades en el modelo operativo ‘just-in time’ (justo a tiempo). El retraso en el transporte de componentes a las plantas de producción se mide en minutos, y cada minuto de retraso puede costar 50.000 libras (56.000 euros) en valor añadido bruto, lo que equivale a 70 millones de libras (78 millones de euros) en el peor de los escenarios”, subraya.

En este sentido, el presidente ejecutivo de la SMMT, Mike Hawes, instó al próximo primer ministro del país a que negocie un Brexit en el que se mantenga el comercio “sin fricciones”.

Boris Johnson es el favorito para suceder a Theresa May al frente del Partido Conservador y por tanto en el cargo de primer ministro. La contienda concluye la tercera semana de julio, cuando se anuncien los resultados de las primarias.

LOS CONSUMIDORES NO SE VERÁN AFECTADOS

Johnson ha asegurado que se puede renegociar el Brexit si se aplica “la energía adecuada” y ha reiterado su intención de consumarlo el 31 de octubre, tal como está previsto.

La patronal de fabricantes de automóviles británicos ya advirtió en septiembre del año pasado de que el no acuerdo repercutirá directamente sobre los consumidores, con aranceles a la importación de vehículos que incrementarían el precio de los automóviles.

Según la SMMT, gracias al comercio libre y sin fricciones que ofrecen la unión aduanera y el mercado único, el valor de la automoción británica ha aumentado un 118% desde la recesión financiera mundial, de 47.000 millones de libras (52.500 millones de euros) en 2009 a 101.000 millones (112.830 millones de euros) el año pasado.

Durante el mismo período, la producción de automóviles en Reino Unido se ha incrementado en más de la mitad, con más de ocho de cada diez vehículos destinados a la exportación, la mayoría a la UE. Cada año se comercializan 3,3 millones de automóviles nuevos entre Reino Unido y la UE.

Además, Reino Unido exporta componentes y motores para la fabricación de vehículos en todo el continente por valor de 5.200 (5.810) y 2.900 millones de libras (3.240 millones de euros), respectivamente.