Las botas biker, conocidas popularmente como las botas moteras, nunca pasan definitivamente de moda. Resulta ya habitual su presencia en algunas de las principales tendencias del año. Unas botas muy cómodas, muy atractivas y que le aportan un toque singular y diferenciador a la personalidad de quien las calza. Pero, ¿por qué precisamente siguen estando tan presentes?

En muchas ocasiones, elegir el calzado más adecuado supone un pequeño quebradero de cabeza. No solo por el hecho de querer ir a juego con nuestro estilo, sino porque también nos interesa mucho ir cómodos. Y ambos aspectos, en realidad, no siempre se consiguen de la manera que quisiéramos.

Botas muy cómodas y que se adaptan a todos los estilos

Las botas biker, en cambio, son definitorias en ambos sentidos. A pesar de su aspecto, son unas botas que se caracterizan especialmente por su comodidad. Pero también, es un tipo de calzado que nos aporta un toque urbano muy personal, un elemento diferenciador que resalta en todo el conjunto. Precisamente, el término biker nos lleva hacia un tipo de subcultura que tiene que ver con el motociclismo no deportivo.

Es cierto que muchos las podrán identificar con un estilo desenfadado y juvenil. Pero eso no es óbice para que las botas biker puedan aportar un toque fresco y atrevido que, gracias a la variedad de diseños que podemos encontrar, se vuelve realmente elegante. Precisamente, es tanta la devoción por estas botas que las hay tanto para salir de noche como para un paseo informal.

Sin embargo, a pesar de ofrecer un estilo muy marcado y personal, pueden combinar perfectamente con casi todo y resultan ideales para llevar en cualquier momento del día y de la noche. Sin ir más lejos, en las últimas temporadas se ha convertido en uno de los zapatos de moda entre las mujeres.

Y es precisamente su versatilidad de uso y su capacidad de adaptarse a todos los estilos los factores que han hecho de las botas biker todo un clásico. No en vano, se pueden llevar con unos leggins, unos jeans de pitillo, con una falda corta y una blazer o una cazadora de cuero. Las posibilidades combinativas son realmente múltiples.

Un calzado atemporal y de diseños para todos los gustos

Al mismo tiempo, son ese tipo de botas a las que puedes aplicarle el calificativo de atemporal. Hay elementos dentro del mundo de la moda que requieren de un periodo de tiempo determinado para su uso. Sin embargo, las botas biker son perfectas para llevar en cualquier momento del año sin que por ello llamemos mucho la atención.

Porque el carácter atemporal de estas botas le imprimirán fuerza y modernidad a nuestro estilo. Una atemporalidad que también se manifiesta en el hecho de que a pesar de que no representan nada nuevo, se siguen llevando como el primer día. Hasta el punto de que buena parte de las principales marcas siguen lanzando cada temporada nuevos diseños.

Por lo general, podemos encontrar en el mercado una gran variedad de botas biker, cobrando especial protagonismo las de caña baja, media o alta. Hay diseños especialmente indicados para hombres, mujeres e incluso niños, que abarcan desde los modelos más clásicos hasta los más desenfadados y rebeldes.

Las propuestas más atrevidas son aquellas que integran bordados, trenzados y diferentes tipos de decoraciones. Un diseño más arriesgado, pero que no por ello pierde su carácter de elegancia. Entre estas últimas habría que destacar las botas biker que juegan con la combinación de distintas pieles en su fabricación.

En definitiva, las botas biker están de moda sencillamente porque gustan mucho, son muy cómodas de llevar y combinan a la perfección con cualquier estilo. Un zapato de moda entre las mujeres y del que ya han hecho uso algunas celebrities. Su toque desenfadado y casual no dejará de causar sensación a pesar de tener muchas décadas en el mercado.