Las estrictas medidas de seguridad impuestas en las piscinas públicas y comunitarias tras la pandemia del covid-19, y el miedo a un posible contagio, han disparado la demanda de las piscinas privadas por horas. El conocido como ‘Airbnb de las piscinas’ cuenta con ofertas en ciudades como Madrid, Barcelona o Sevilla.

Portales como Swimmy Piscilovers son algunas de las plataformas que ofrecen piscinas privadas por tarifas que comienzan en los 12 euros por persona por cuatro horas.

En este negocio, el propietario puede ceder el uso de su piscina durante una hora, una tarde o incluso un día entero, y algunas de estas plataformas ya cuentan con el cartel de completo para todo el verano en muchos de sus anuncios.

Este tipo de iniciativas de economía colaborativa están arrasando este verano en España, y cada vez son más los que se están interesando por esta modalidad para celebrar un cumpleaños, hacer una barbacoa o simplemente pasar una tarde diferente.

Además, es una forma de evitar las aglomeraciones en las piscinas municipales, y reducir el riesgo de contagio del covid-19. Este verano está siendo muy atípico y, al igual que ocurre con la fiebre por adquirir una piscina, la gente opta por esquivar los lugares públicos y disfrutar de un chapuzón alejados de la masificación.

La inscripción en estas plataformas es gratuita, tanto para los propietarios de piscinas como para los usuarios. Y tanto la reserva como el pago se gestionan íntegramente a través de la web.

LA ECONOMÍA COLABORATIVA EN AUGE

Hasta hace no muchos años, la economía colaborativa no estaba muy arraigada a nuestro país y estas empresas no encontraban su nicho de mercado. Pero en los últimos años se ha disparado este segmento.

Así, hay que recordar el boom de Airbnb, que permite compartir viviendas, Drivy o Blablacar, que permiten compartir coche, e incluso el negocio de plataformas como Click&Boat o SamBoat, que ofrecen la posibilidad de compartir barco. Ahora, se suman portales que hacen posible alquilar la piscina entre particulares.

ALQUILER DE TERRAZA PARA FIESTAS

Pero este verano el boom no es solo por alquilar una piscina por horas, sino que también existe una fuerte demanda de alquiler de terrazas para organizar fiestas o reuniones familiares. De hecho, la plataforma HolaPlace ofrece terrazas, áticos y jardines privados en ciudades como Madrid, Barcelona y Valencia.

En este caso, los anunciantes indican el aforo máximo permitido en la terraza y la hora tope hasta la que se puede alquilar. De este modo, se pueden encontrar terrazas en Madrid desde 100 euros por un evento de 6 horas, con un aforo permitido de hasta 10 personas.

Tanto en el alquiler de las piscinas por horas, como en el de las terrazas o jardines privados, los usuarios deberán aportar una fianza y, en muchos casos, pagar una cuota de limpieza. Pese a esto, la reserva será 100% canjeable si se cancela el evento por medidas del Gobierno.   

Desde el punto de vista de los anfitriones, la economía colaborativa se está convirtiendo en un gran negocio para muchos de ellos. Tienen la oportunidad de lograr unos ingresos extras por ceder durante unas horas una parte de su hogar.

Comentarios de Facebook