Bombardier
Chris Ratcliffe/Bloomberg

Bombardier suministrará quince locomotoras a la República Checa con tecnología de propulsión ‘made in Spain‘. La factoría ubicada en Trápaga (Vizcaya) será la encargada del desarrollo y suministro de los convertidores de tracción de estas locomotoras.

En concreto, Bombardier Transportation se ha adjudicado un contrato para el suministro de locomotoras Bombardier Traxx MS3 a RegioJet, al mayor operador ferroviario privado del centro de Europa, con sede en República Checa.

Se trata del primer pedido de este tipo orientado al transporte de pasajeros e incluye la opción de incluir más unidades

Se trata del primer pedido de este tipo de locomotoras orientado al transporte de pasajeros, según ha destacado la firma, que ha precisado que el contrato incluye la opción de incluir más unidades, así como la nueva herramienta ‘online’ de Bombardier para la adquisición de componentes para los vehículos.

Esta solución permite agilizar el proceso de adquisición de recambios, facilitando en gran medida las tareas de mantenimiento a los operadores.

Así es el informe que destroza la imagen de Renfe

Dejando a un lado las huelgas veraniegas, el servicio que presta Renfe deja mucho que desear. Las carencias de Cercanías, la impuntualidad,...

La planta de Trápaga (Vizcaya) será responsable de la fabricación y la gestión del proyecto de los convertidores de tracción multisistema MS3, siendo en la actualidad el centro de excelencia para el desarrollo de convertidores de alta potencia de la plataforma de locomotoras Traxx de Bombardier, así como el centro de referencia para el suministro de este producto en todo el mundo.

La planta vasca de la empresa ferroviaria Bombardier Transportation en la localidad vizcaina de Trapaga se ha consolidando como uno de los referentes de la compañía en sistemas de tracción eléctrica para trenes.