El consorcio automovilístico BMW invertirá casi 110 millones de euros en la puesta en marcha de una planta piloto de baterías en Alemania que englobará desde la selección de los materiales, hasta la composición, el diseño, la producción y el reciclaje de las celdas de batería.

Tal como ha indicado BMW, la factoría será construida en Parsdorf, cerca de la ciudad de Munich, y comenzará a operar a finales de 2022. Tras una inversión de 110 millones de euros, las instalaciones emplearán a unas 50 personas.

“La nueva planta piloto fortalecerá nuestra experiencia en la producción de celdas de batería. Seremos capaces de probar nuevas tecnologías de sistemas y procesos de producción innovadores. Nuestro objetivo es optimizar la producción casi estándar de celdas de batería desde la perspectiva de la calidad, el rendimiento y los costes”, ha indicado el responsable de Producción de BMW, Milan Nedeljkovic.

Por su parte, el responsable de Desarrollo del grupo, Frank Weber, ha subrayado que en 2023 BMW tendrá 25 modelos electrificados en las carreteras, ya que aumentará sistemáticamente la electrificación en todas las marcas y series de modelos.

“Esta expansión continua y nuestra amplia experiencia en celdas de batería le dará un gran impulso a la sostenibilidad. Al mismo tiempo, la tecnología eDrive de nuestros modelos también garantiza el rendimiento dinámico y la diversión de conducción típicos de la marca”, ha añadido Weber.

Comentarios de Facebook