Los fundadores de Blarlo
Los fundadores de Blarlo

Nos encontramos en un proceso de glocalización, donde las empresas son cada vez más globales, y los productos y servicios son cada vez más internacionales, pero el marketing, la comunicación y la entrega son cada vez más locales, explica Carmelo Gayubo, CEO de Blarlo en una entrevista con MERCA2.

De manera que “o estás presente en el idioma local del cliente o no existes”. En este contexto nacía Blarlo.com en 2017, como plataforma que optimiza los servicios de traducción profesional mediante procesos digitales que permiten poner a disposición de los clientes traductores profesionales, nativos y especializados de todo el mundo. Para ello cuenta con 4.000 freelancers y traduce más de 350 idiomas.

Entre los socios fundadores (además de Gayubo) se encuentra Jorge Carabias, CTO, y Óscar Martín como CBDO. Y su filosofía es “la traducción como servicio”. Para ello se encargan del proceso de principio a fin, esto incluye servicios de tecnología, localización, transcreación, transcripción, edición, diseño, etc….

3,8 M DE BÚSQUEDAS AL MINUTO

Actualmente, se genera mucho más contenido que en ningún otro momento de la historia, de forma mucho más rápida y dinámica. Pero hasta ahora no ha sido necesario traducirlo a tantos idiomas.

Sin embargo, en 2019 se enviaron 188 millones de correos electrónicos, se hicieron 3,8 millones de búsquedas en Google, se vieron 4,5 millones de vídeos en YouTube y se enviaron 90.000 tuits por minuto.

Por ello, en opinión del CEO, el contenido y los productos deben estar localizados para las necesidades de los clientes. Y es frecuente que algunas empresas soliciten traducir su contenido hasta en 35 idiomas diferentes.

El gran mercado de la traducción está en Europa con más del 50% de solicitudes. Mientras que América Latina y África son los que menos demandan este servicio. Pero los de Blarlo tienen como objetivo convertirse en un proyecto global, por eso aunquese encuentran físicamente en España quieren estar en los próximos 3 años localizados en 10 países.

MÁS ALLÁ DE LA TRADUCCIÓN

Los fundadores de la startup trabajan para convertirse en una plataforma de servicios lingüísticos e irán añadiendo nuevos como la subtitulación y transcripción, corrección gramatical, proofreading, categorización de contenidos, análisis de sentimiento, etc.

Además, en este trimestre lanzarán blarlo real time services, que son servicios en tiempo real. Estos van integrados con el servicio de chat y bots y será la primera vez que ofrezcan traducción automática.

Está conexión se realiza mediante conectores con las herramientas online que utiliza el cliente. De manera que pueden lanzar peticiones de traducción de forma automática según los nuevos contenidos del cliente o bajo la solicitud del cliente para una necesidad específica.

En estos servicios será la primera vez que incluyan traducción automática totalmente basados en redes neuronales e inteligencia artificial.

EMPRESAS ONLINE Y OFFLINE

Entre sus clientes se encuentran empresas de todo el mundo, tanto del mundo online como offline.  En la parte online predomina el ecommerce con gran cantidad de productos y países en los que venden, o empresas especializadas en ciberseguridad, apps o medios.

Mientras que en el mundo tradicional suelen ser empresas con gran necesidad de especialización en la traducción. Es el caso de las ingenierías, despachos de arquitectura, exportadores.

Para ello cuentan con más de 4.000 traductores profesionales nativos de más de 100 países.

Todos traducen exclusivamente a su idioma. Y lo hacen con más de 350 idiomas diferentes. “El proceso es muy directo y está optimizado, lo que reduce los costes y tiempos”.

Estos traductores son freelancers y están distribuidos en más de 100 países diferentes. “Como son profesionales y con amplia experiencia la mayoría de ellos dominan al menos 3 idiomas, pero solo pueden traducirlos a su idioma nativo” detalla Gayubo.

Una vez terminada la traducción, la plataforma revisa el cumplimiento de todas las normas ortotipográficas, y la sintaxis de los textos. Después, el equipo de calidad hace una última revisión antes de entregarla al cliente.

EL ESPAÑOL, UNA VENTAJA

Para los fundadores de la plataforma, la competencia está en las empresas de Estados Unidos o Asia. Si bien “tienen un posicionamiento muy tecnológico, igual que nosotros. Y están invirtiendo grandes cantidades de dinero en tecnología”.

Por ello, el CEO de Blarlo cree que debe haber una empresa española compitiendo en este sector. “El castellano es el segundo idioma más hablado del mundo y para nosotros esto supone en cierto aspecto una ventaja competitiva” concluye.

Comentarios de Facebook