fondos de inversión
Logotipo de Blackstone.

Blackstone planea reunir 6.000 millones de euros de sus inversiones en depósitos europeos más pequeños para crear una nueva compañía que gestionará activos logísticos urbanos para después venderla -misma fórmula que utilizó con Logicor- o lanzarla a la Bolsa.

El desembolso no es lo único que ya ha estudiado el gigante de capital privado estadounidense. De hecho, el fondo está en el proceso de contratar a un ejecutivo para dirigir la compañía, que administrará las propiedades logísticas cerca de pueblos y ciudades, según informa Bloomberg. En este sentido, cabe destacar que Blackstone ha liderado una ola de inversiones en almacenes urbanos. Un desembolso que sigue la línea de negocio de Amazon al apostar por un aumento de rentas en este tipo de activos y valores en este tipo de activos.

Los planes de Blackstone son crear esta especie de filial para después estudiar qué hace con ella. En este punto se abren dos horizontes: venderla o lanzarla a Bolsa. Aunque ambas posibilidades están todavía muy lejos porque todavía es un plan que ni siquiera ha visto la luz, según informaciones de Bloomberg. Las instalaciones logísticas de última milla del fondo de inversión americano están actualmente supervisadas por M7 Real Estate. Por el momento, el proyecto está en una fase tan inicial que Blackstone ha declinado realizar ninguna declaración al respecto.

Illescas, la nueva meca de la logística y la distribución.

Illescas, la nueva meca de la logística y la distribución

Amazon, Michelin, Toyota, Airbus, Hexcel y H&M son algunas de las marcas que han elegido Illescas para expandir sus negocios. La cercanía con la...

Lo que sí es una realidad -contrastada- son las operaciones recientes que Blackstone ha realizado en esta línea. Un ejemplo claro es la inversión realizada a comienzos de este mes de junio, cuando la compañía estadounidense acordó comprar almacenes urbanos a GLP valorados en 16.000 millones de euros. La compañía de Singapur es dueña de una red de almacenes industriales con una superficie de 16,6 millones de metros cuadrados. Es la mayor compra privada en el sector inmobiliario y la tercera más importante de la firma que lidera Stephen Schwarzman.

El gigante estadounidense busca repetir el éxito de Logicor, creada en 2012 y vendida en 2017 por 12.000 millones de euros

Este cambio de modelo de negocio -de grandes construcciones a pequeños almacenes en grandes urbes- no es una moda, sino una tónica generalizada en EE.UU y en Europa. El reducir el tiempo de entrega de los paquetes es una obsesión de los inversores y ‘players’ del mercado.

Esta relativa escasez de almacenes urbanos no sólo ha llamado la atención de Blackstone, también ha atraído a inversores como Cerberus, que ha establecido una cartera de 750 millones de euros en España. El atractivo de las instalaciones existentes se ve reforzado por la presión que sufren las formaciones políticas en grandes ciudades en convertir suelos industriales en residenciales para satisfacer la alta demanda de vivienda. Un cambio de régimen que ahoga a la logística y le empuja hacia pequeños almacenes dentro de la propia ciudad.

Blackstone busca repetir el éxito de Logicor

De todos modos, este nuevo plan estratégico de Blackstone para gestionar almacenes de la llamada última milla no es algo nuevo para la compañía. De hecho, es algo que ya hizo en 2012 con la creación de Logicor, una empresa que utilizó para comprar, desarrollar y administrar grandes almacenes logísticos en toda Europa. El nacimiento de Logicor fue un total acierto de la compañía al convertirse en una de las raíces -filiales- más exitosas de las firmas en los últimos años. Un logro sustentado en la capacidad de estudio del sector que tuvo la empresa al observar como el auge de las e-commerce iba a terminar por disparar los activos logísticos. En el año 2017, Blackstone decidió vender Logicor a China Investment por un total de 12.000 millones de euros. Una operación redonda para el fondo de inversión.

Anthony Myers, jefe de Inmobiliaria de Blackstone en Europa en el momento de la venta de Logicor afirmó: “Construimos esta filial a través de más de 50 adquisiciones para convertirnos en una compañía paneuropea de bienes raíces logísticos. Ahora tendrá un excelente nuevo propietario a largo plazo, y no tenemos duda de que pasará de fuerza a la fuerza en un sector con perspectivas muy positivas “.