BlaBlaCar

BlaBlaCar ha disparado un 16% su número de viajes en esta primera mitad del año, en comparación con los datos registrados el pasado curso, según ha informado la propia entidad. No se conocen los datos exactos, pero sí que gran parte de este avance se ha logrado por la nueva propuesta de la plataforma, incluida el pasado año, de realizar conexiones con pequeñas y medianas poblaciones. De esta forma se generan ahora mismo el 10% de los viajes de los coches compartidos, donde la red social ya cuenta con cinco millones de usuarios.

BlaBlaCar asegura que desde la implantación de este sistema “la conexión de pequeñas ciudades no deja de aumentar, lo que ha permitido hacer pequeños desvíos en los trayectos y registrar más de un punto de recogida de las personas con las que se comparte viaje en coche y conectar así destinos generalmente menos atendidios por transporte convencional”.

La firma habitualmente no ofrece el número concreto de viajes compartiendo coche que se cierran a través de su web, pero indica que actualmente cuenta con “más de 73.000 puntos de encuentro mensuales” y unos cinco millones de personas suscritos a la web en España.

La plataforma registra un aumento del número de viajes en España en tanto cierra la compra de la compañía de autobuses Ouibus, hasta ahora filial del operador ferroviario público francés SNCF, acordada a finales de 2018.

Tras cerrar esta operación, BlaBlaCar lanzará este mes de junio el servicio de autobús con la marca BlaBlaBus en Francia, Alemania, Benelux e Italia. En el caso de España, seguirá operando las rutas transfronterizas que tiene la compañía.

La firma confía en que en octubre toda la flota de Ouibus ya opere con la marca BlaBlabus para enlazar los 400 destinos de una decena de países europeos que opera.

“MOVILIDAD MULTIMODAL”

De esta forma, BlaBlaCar asegura “dar un paso más hacia una movilidad multimodal al ofrecer un servicio completo de coche compartido y autobús para que cada viajero opte por la ruta que mejor se adapte a sus necesidades”.

En virtud de esta operación, BlaBlaCar entra en un transporte convencional, que no forma parte de la economía colaborativa, como es el autobús. Se trata además de un sector que, en algunos países, como es el caso de España, ha considerado al coche compartido como un directo competidor.

Asimismo, la red social incorpora a la SNCF, un histórico grupo de transportes convencionales, en su accionariado, hasta ahora formado por fondos de capital especializados en invertir en nuevas compañías ligadas al desarrollo de Internet.

Blablacar

Blablacar: historia del coche compartido que caló a golpe de sentencia

En España coche compartido y Blablacar se usan actualmente como sinónimos. Cerca de cumplir diez años en nuestro territorio, la compañía se asienta con...

Según informó BlaBlaCar cuando se alcanzó el acuerdo, SNCF es uno de los “principales inversores” que acudieron a la ampliación de capital de 101 millones que la plataforma de coche compartido lanzó en paralelo la compra Ouibus.

El operador ferroviario público galo indicó que entraba en el capital de BlaBlaCar con vocación de permanencia y las dos compañías manifestaron además su intención de estrechar su colaboración para fomentar la intermodalidad entre el coche compartido, el autobús y también el tren.